Un año en los bosques

Sue Hubbell, bióloga de formación, trabajaba como bibliotecaria en una importante universidad americana y llevaba una vida normal, seguramente demasiado normal. Un buen día, definitivamente harta de la omnipresente sociedad de consumo norteamericana, tanto ella como su marido deciden que quieren otra vida, más rica, más plena, más cercana a sus verdaderos ideales y a la naturaleza salvaje que tanto añoran. Entonces, y con las lecturas de Henry David Thoreau en la cabeza, deciden dejarlo todo y marcharse a vivir a una solitaria y destartalada granja en los bosques de las montañas Ozarks, en el Medio Oeste de Estados Unidos. 

Sin embargo, al poco de llegar, el marido de Sue decide abandonarla. Ésta es, por tanto, la historia de una mujer enfrentada a las montañas, al invierno, a los coyotes, a las motosierras y, algunos días, a la soledad, pero sin perder jamás el sentido del humor y una mirada infinitamente curiosa y prendada por la belleza salvaje que la rodea. La historia de una mujer que construye por sí sola una nueva forma de felicidad y que, de paso, nos descubre, como bióloga y amante de la naturaleza, los secretos de todas las criaturas vivas con las que convive cada día. La historia, por tanto, de una verdadera revolución vital: la búsqueda de una nueva existencia en la que es la propia naturaleza quien le ofrece el conocimiento para decidir quién es ella misma.

La autora narra su experiencia después de haber dejado el trabajo en una zona urbana y haberse instalado en una zona montañosa de Misuri, viviendo de la apicultura y del contacto con la naturaleza, prosa excelente.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
297
978-84-16544-16

Buena edición, con prólogo de J. M. G. Le Clézio, y una excelente traducción de Miguel Ros González.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

He disfrutado mucho con la lectura de este libro, con una prosa de alta calidad, la autora relata su experiencia en una zona montañosa, dura, poco habitada, donde va descubriendo los misterios de plantas, pájaros y otros animales de todo tipo, con los que procura establecer una relación armónica. También se refieres a otros momentos de su vida y a las relaciones con los vecinos, gente callada y habituada a superar dificultades. Ella se siente felize en este ambiente, pero también habla de los probelmas con los que se topa y reconoce que no todo el mundo es apto para hacer lo que ella hizo en 1973. Capítulos breves, al hilo del paso de las estaciones a lo largo de un año. Al final, la lectura deja un poso de agradecimiento por la complejidad, grandeza y belleza de la creación.