Un arco iris en la noche

La epopeya heroica de los jardineros que fundaron Sudáfrica
En 1652 un barco holandés desembarca en el extremo meridional de África con el objetivo de cultivar ensaladas para la
tripulación de la poderosa Compañía de las Indias Occidentales de Ámsterdam, diezmada por el escorbuto. Aunque esta aventura agrícola empieza sin sombra de ambición colonial, pronto estos hombres quedan atrapados en el corazón de un continente de contrastes, lleno de oro, bestias salvajes, diamantes y moscas tsé-tsé. Una aventura apasionante que desembocó en el nacimiento de una nación.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2010
432
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Ran

Fiel a su estilo, Dominique Lapierre relata la historia de Sudáfrica con una prosa ágil, siguiendo la secuencia de acontecimientos desde que los primeros holandeses pisaron África hasta nuestros días.
Necesariamente, en el relato, el autor va reseñando los principales hitos de la creación como nación, lo que originariamente fue un asentamiento estratégico en la ruta comercial de las indias hasta constituirse como anción. De modo conciso, intercalando algunas historias personales, que dan frescor al relato descargando las tensiones del puro acontecer histórico apoyado en datos.
Estamos ante una obra que, si bien se ciñe a la realidad de lo acontecido en Sudáfrica, no abandona el estilo novelado que caracteriza al autor en este tipo de historias. Interesante, pues, para hacer una primera aproximación a la historia de este país sorprendente.