Un dios pasea en la brisa de la tarde

Un dios pasea en la brisa de la tarde (Um deus passeando pela brisa da tarde, 1994), obra galardonada con el premio de Novela de la Asociación Portuguesa de Escritores, con el premio Fernando Namora y con el premio Pegaso, y traducida ya en Gran Bretaña y en los Estados Unidos, se sitúa en Tarcisis, imaginaria localidad de la Lusitania romana, a fines del siglo II de nuestra era. El narrador, Lucio Valerio Quincio, duunviro de la ciudad, se convierte en magistrado supremo de ella a causa de la muerte del otro duunviro, y debe enfrentarse a un tiempo con los problemas de la administración local y con las misteriosas actividades de la «secta del pez», los cristianos, y además con las amenazas de invasiones moras procedentes del estrecho. Pero en palabras del autor, el presente libro «no es una novela histórica», pese a las apariencias, ya que su propósito no es reconstruir el pasado sino plantear problemas que pueden ser de hoy mismo. «La novela de Carvalho nos procura un punto de vista satisfactoriamente próximo acerca de un hombre dividido entre la tradición y la curiosidad de una mente abierta… Una penetrante y comprensiva alegoría del humanista con el agua al cuello» (Publishers Weekly).

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1998
287
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.333332
Average: 3.3 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de fcrosas

Libro tristón, gris. El protagonista (¿el autor?) no entiende el heroísmo cristiano ni la alegría del Cristianismo.

Imagen de cdl

Es la historia de un personaje político de una región de Roma que tiene como encargo rehabilitar la ciudad desde el punto de vista moral. El protagonista se rige por los criterios tradicionales que querían hacer de Roma un imperio no corrupto. Por medio aparece una mujer de la cual se enamora, pero a la que no llega entender por el hecho de ser cristiana, aunque en el fondo el personaje principal acabe reconociendo la existencia de un Dios. En ningún momento se parece a un libro espiritual o de pensamiento, pero queda reflejado el modo en que vivían los cristianos. Es un libro bonito, con una historia interesante. Novela muy entretenida, bien escrita.

Imagen de Mon

Por un lado se trata de una novela histórica en Portugal en el siglo II (creo recordar). Por otro es una historia de amor y también es una reflexión sobre la fe, pues presenta el choque intelectual que el cristianismo supone para el narrador, un culto y escéptico magistrado del Imperio Romano. Guardo un buen recuerdo de él.