Adiós, hasta mañana

William Maxwell sitúa su más famosa novela en el Illinos rural, donde Lloyd Wilson es asesinado por su vecino y amigo Clarence Smith. Este trágico suceso romperá la delicada amistad que se había establecido entre Cletus, uno de los hijos de Smith y el narrador, un delicado chico al que se le acaba de morir la madre y al que esta ruptura marcará para siempre. Cincuenta años más tarde el narrador tratando de liberarse del sentimiento de culpa que le persigue desde aquellos años, vuelve sobre su relación con Cletus y sobre los acontecimientos que precedieron al asesinato. Si en Vinieron como golondrinas Maxwell retrató la infancia y primera adolescencia y en La hoja plegada mostró el paso de la adolescencia a la edad adulta, en Adiós, hasta mañana explora las misteriosas fuerzas que nos obligan a examinar nuestro pasado. Construida a partir de sus recuerdos juveniles, Adiós, hasta mañana está considerada como su novela más importante, por la que obtendría el American Book Award en 1980. Ahora se presenta con una nueva y definitiva traducción.

Valoración CDL
2
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Azafrán

William Maxwell sitúa su novela en Illinois (E.E.U.U.), lugar de que procede él mismo.

El hilo que recorre esta novela es la repercusión que tienen los actos propios en la vida de los que nos rodean, en círculos concéntricos. Mayor es el efecto cuanto más próximos son los protagonistas causantes del problema.

Tres familias se ven afectadas profundamente por la anteposición del propio placer a las normas sociales, a los convenios culturales y creencias religiosas; el autor se muestra escéptico repetidamente en cuanto a la religión, cuando no contrario. Cfr. Pág. 104

Dos familias de arrendatarios, de trabajadores que se ven en la necesidad de trabajar las tierras de otros propietarios, conviven amigablemente, se auxilian y terminan por estrechar demasiado el círculo de amistad. Salta la pasión entre el marido de una, Lloyd Wilson, y la esposa del otro Fern Smith.

¿Quién puso acechanzas a quién? ¿Cómo llegó a descubrirse la infidelidad de ambos? ¿Quién sufrió las consecuencias? ¿Hubo más afectados en esta aventura amorosa?

La primera familia que se rompe es la de los Smith. Ella, Fern, maneja los hilos para conseguir el divorcio acusando de violencia al esposo. Uno de los hijos, Cletus, sufre especialmente las consecuencias pues es un adolescente en ese momento crítico de la adolescencia cuando no se acierta a salir de la propia soledad; Cletus y su hermano abandonan el hogar familiar y se van a la ciudad a casa de la tía materna, Jenny.

La otra familia implicada es la esposa de Lloyd Wilson. La esposa, Marie, y sus cuatro hijas se ven en la tesitura de abandonar el domicilio familiar e irse a vivir a la ciudad a casa de la hermana de Marie.

Obviamente, los parientes de ambas familias se vieron obligados a prestar ayuda en estas dos rupturas familiares.

La tercera familia de la que se haba en el relato es la familia del narrador. Una familia que también había ya sufrido el fallecimiento de la madre al dar a luz al tercer hijo, cuando solo tenía 38 años. La novela de Maxwell analiza cómo cada uno de los miembros de esta familia logró superar el duelo y cuál fue la huella que dejó en ellos, así como, cómo se resolvió en un final  más o menos feliz.

Sin embargo, en el momento del relato, el narrador, también un adolescente solitario, se vio terriblemente afectado por el rumbo que tomaron los acontecimientos entre las familias de los Smith y de los Wilson. Tanto el narrador como Cletus, hijo de los Smith, estaban empezando a relacionarse y a descubrir la amistad cuando tuvo lugar el asesinato de Lloyd Wilson.

El acontecimiento repercutió de tal manera en la vida del narrador que nunca consiguió superar las consecuencias: se nos cuenta en la novela que, cuarenta años más tarde, aún necesita recibir apoyo psicológico.