Azul

Chris Astor, un joven ingeniero agrónomo, inventa junto a su hija Becky de cinco años, enferma de leucemia, un mundo imaginario y maravilloso, al que pondrán el nombre de Tamarisco, que consigue abstraer a la niña de las consecuencias de una enfermedad que no comprende. La fabulosa historia que irán creando, y que unirán estrechamente a padre e hija, es interrumpida drásticamente por Becky cuando, a los diez años, sus padres le comunican que han decidido divorciarse. Cuatro años después y tras un cierto distanciamiento con Chris, Becky descubre que realmente Tamarisco existe y que el único que podrá ayudarla a visitarlo y resolver los penosos acontecimientos que allí están ocurriendo será su padre.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2012
395
978-84-02-42079

Título original: Blue; Traducción de Rosa Borrás. ISBN: 978-84-02-42079-4

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Pipa

La novela trata con delicadeza y respeto, en un marco de familia desestructurada, la necesidad que todo adolescente tiene de encontrar sentido a la propia existencia. Un hijo necesita, para su equilibrio y madurez, de su padre y de su madre. La ayuda de una buena amistad. la necesidad de topar con una explicación de las cosas más allá de la pura realidad materialista que nos rodea. Para la protagonista, hija única, la noticia del divorcio de los padres es un mazazo... No entiende por qué su madre echa a su padre de casa, para rehacer su vida con Al, al que aprecia, pero no es su padre. En ocasiones, la fantasía y creatividad, puede ayudar a trascender. Aunque no sea una trascendencia espiritual o religiosa. El autor no habla de Dios. Pero ayuda a sus protagonistas a enfrentarse con la vida tal cual es, les ayuda a aceptar lo que sucede, aunque sea muy duro, con paz y una cierta esperanza en una felicidad que nunca acabará...
Lou Aronica ha conseguido con esta novela de seres y objetos inimaginables, asociados a nombres imposibles, crear una ficción a lo C.S. Lewis. El mundo real de Chris y Becky se entrelazan con el mundo imaginario de Tamarisco de forma coherente y precisa. Los personajes se enfrentan a la dramática situación de la sociedad actual que busca dar explicación a la ruptura familiar, o dar sentido al sufrimiento de quien empieza a vivir, sabiendo que es posible una situación mejor. Un libro emotivo, abierto a la vida y a la esperanza, sin dejarse llevar excesivamente de lo sentimental y apoyado en la amistad y la comprensión por los motivos que llevan a actuar al otro. Muy bien escrita, es una novela que merece la pena leer.