La sal de la tierra

A principios del siglo xx, los habitantes de los Cárpatos llevan una vida sencilla. Hasta que estalla la Primera Guerra Mundial. Piotr Niewiadomski, mozo de cuerda analfabeto, católico y dócil súbdito imperial, cuya máxima aspiración es conseguir una novia con dote y ser empleado del ferrocarril, es reclutado para luchar en un conflicto que apenas entiende. Su desconcierto, y no la contienda propiamente dicha, es el eje en torno al cual gira La sal de la tierra, la obra maestra de Józef Wittlin, que se lee, gracias a su sugerente tono irónico, como un singular alegato contra la guerra y un hermoso homenaje a la grandeza de la gente humilde. La sal de la tierra debía formar parte de una trilogía, Novela sobre el paciente soldado de infantería, que el autor no llegó a concluir; al parecer, la maleta que contenía los borradores se perdió por el exceso de celo de un soldado francés al inicio de la Segunda Guerra Mundial. Esta edición, además de presentar una nueva traducción de La sal de la tierra, incluye un fragmento de la segunda parte de la trilogía, Muerte sana, así como varios textos del autor que contextualizan la obra y un posfacio del crítico polaco Wojciech Ligęza, experto en la obra de Wittlin.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
424
978-84-122111-8-4
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de pablo.debergia

La novela La Sal de la Tierra escrita por Jozef Wittlin es en si un clásico de la literatura polaca de necesaria lectura.

En ella se relata los prolegómenos y comienzo de la gran guerra del 16 del pasado siglo, Primera Guerra Mundial, descritos desde el lado de los que luchaban en nombre del cabeza de Imperio Austrohúngaro Francisco Jose y en particular de la impresión y vivencias de un súbdito ucraniano de poca relevancia, factor de estacion de ferrocarril. La calidad de la prosa, riqueza del lenguaje y detalle del relato son incuestionables y mantienen interesados y alerta al lector, aunque la novela se presente larga si se compara con el periodo de tiempo que abarca -unos pocos meses- el relato. Destaca el elegante planteamiento del eterno dilema sobre la utilidad de las guerras.

Muy recomendable y permítaseme el consejo de leer primero los cuatro últimos apartados del Índice: Nota del autor, Breve comentario a la Sal de la Tierra, Posdata a la Sal de la Tierra treinta y cinco años después y Posfacio. La guerra in statu nascendi. Sobre La Sal de la Tierra de Jozef Wittlin. Gran ayuda a captar mejor el espíritu y mensaje de la obra y que sustituyen largamente al mejor comentario que pudiera hacerse.