Reflejos de luna

La joven Claudia, educada de forma muy estricta por su distinguida familia, que se ha cuidado de alejarla de los hombres, se enamora en 1943 de Fernando, pero diversas circunstancias harán que su incipiente noviazgo no pueda prosperar. La más veterana de nuestras autoras nos presenta esta vez fragmentos de una correspondencia extraviada entre un hombre y una mujer.

 

Novelas epistolares, donde el intercambio de cartas comprende toda la narración son también "Los idus de marzo", "84 Charing Cros Road" o "Cartas de Lucas". Hay otras novelas que consisten en una sola carta, como "Carta de una desconocida" o "Un alma valerosa".

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2005
400
978-84-08-06227
Valoración CDL
3
Valoración Socios
0
Sin votos
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4
Género: 

Comentarios

Imagen de Azafrán

La joven Claudia, educada de forma muy estricta por su distinguida familia, que se ha cuidado de alejarla de los hombres, se enamora en 1943 de Fernando, pero diversas circunstancias harán que su incipiente noviazgo no pueda prosperar. Años más tarde, Fernando es diplomático en París y Claudia se ha puesto al frente del negocio que ha heredado; sus encuentros se suceden en varias ciudades, pero a lo largo del tiempo siempre surge algún motivo o algún equívoco, quizás el destino que separa a los amantes.

Y ahora, ambos ya en la vejez, sus cartas cruzadas nos muestran con toda sinceridad la verdad de sus almas, el gozo y el sufrimiento que los llevó a acertar o a errar en sus decisiones, y un estado de ánimo, que se parece más a la rebeldía que a la resignación, con el que se enfrentan a su presente y al del mundo.

1.1 La familia como transmisora de pautas de conducta y criterios morales.

Claudia es hija de un matrimonio mayor adinerado, de la alta burguesía catalana. Sus padres no permiten que asista a la escuela porque desean que su hija sólo se vea influenciada por los estrictos criterios morales y conductas sociales que ellos practican. Nunca saldrá sola a la calle. Siempre la acompañará una mujer adulta.

1.2 La falta de libertad y el sometimiento a los padres.
El hecho de que los padres fuesen tan mayores con respecto a la edad de la hija les condicionaba a la hora de enfocar con equilibrio los conceptos libertad, independencia, sumisión y atención a los padres. Claudia pudo haber sido muy feliz uniendo su vida a Fernando en su juventud. La conducta sobreprotectora y acaparadora de los padres condujo a la frustración de varias vidas.

1.3 Reconocimiento social de la necesidad de educación.

Claudia necesitará de un periodo de formación académica cualificada antes de poder hacerse con las riendas de la empresa familiar y enderezar la situación financiera. Su inteligencia y su preparación fueron decisivas para una mujer que logró buscarse un hueco entre las más altas esferas financieras en la España de los años 50 y 60. Supo prever el boom turístico e invertir en el sector de la construcción y de la hostelería.

1.4 Los valores humanitarios por encima de los triunfos económicos
Los valores filantrópicos y la vaguedad del concepto de la caridad cristiana adquieren preponderancia en la persona de Paulina, la hija de Claudia. Ella sí tendrá una formación universitaria –Medicina- y conseguirá que su madre abandone el mundo empresarial, venda parte de sus empresas y done el dinero a las causas humanitarias en África en las que Paulina trabajará como voluntaria.

1.5 El amor y la amistad
Constituyen el esquema que sostiene esta obra. El mundo afectivo latente entre Claudia y Fernando. A pesar de los vaivenes en los que ambos sucumben a lo largo de su existencia, en su horizonte conservan la mirada y el recuerdo del otro.
Herminia y Casilda, dos amigas de Claudia serán los hilos sutiles de información que les unían en su lejanía física y afectiva.
Claudia tendrá dos relaciones afectivas con dos hombres del mundo de los negocios. De una de esas dos relaciones nacerá su hija Paulina: Gonzalo, casado con una mujer afectada por un accidente cerebro vascular e impedida. La otra relación será, años después de la muerte de Gonzalo, Maurice, un socio francés que será quien ponga en conocimiento de Claudia la triste realidad de la vida secreta de Edesia, la mujer de Fernando.

Fernando convivirá con varias mujeres, más o menos parecidas a Claudia tanto en lo físico como en la forma de ser. Pero el parecido nunca llegó a parangonarse con la personalidad de Claudia y la frustración fue el resultado de todos aquellos intentos.

También un amigo de Fernando será quien le abra los ojos ante la cruda realidad de la vida secreta de su esposa Edesia, y motivó la inmediata petición de divorcio.

2. ARGUMENTO

A través de fragmentos de cartas el lector conoce el mundo interior de estos dos seres, Claudia y Fernando. La evolución del mundo interior de los afectos a posteriori, pues el lector asiste a una serie de cartas que ambos se escriben a final de sus vidas para aclarar todas las situaciones pendientes de sus vidas. En ese intento de dar explicaciones, todo encaja. Ambos pueden enfocar los hechos pasados discordantes mediante la justificación de sus intenciones.

La autora consigue mantener el sentimiento amoroso durante toda la trama de sus vidas. El final es un final romántico en el sentido de que ambos desean mantener ese amor más allá de la muerte. La derrota que el deterioro físico ha infligido a sus cuerpos no será capaz de afectar a sus sentimientos. Por lo tanto el amor vencerá a la muerte.

3.- Contexto

El contexto social y la realidad histórica corresponden a la sociedad burguesa catalana así como al mundo empresarial de la incipiente Unión Europea. Madrid y Barcelona serán las ciudades unidas al mundo político y empresarial y a los dos personajes Fernando -Madrid- y Claudia –Barcelona-.

Otras ciudades y capitales europeas estarán igualmente presentes: Lisboa, Oporto, París, Mónaco y otras ciudades de la Costa Azul y de Italia. Siempre hoteles de lujo, casinos y lugares de alto standing.

Por contraste, al final de la obra, aparece Angola y África, el tercer mundo. Todos los triunfos de Claudia servirán para ayudar a este mundo de pobreza y marginación.

4. El concepto de la moral relativista.

Los padres de Claudia han transmitido los conceptos morales a su hija pero la falta de libertad en su infancia y juventud impidió el ejercicio libre de la virtud. Así Claudia llega a la madurez con los conceptos en su mente mezclados con las consecuencias de la carencia de libertad y de la imposibilidad de toma de decisiones conformes a esos criterios morales.

El relativismo instaurados en la sociedad de la segunda mitad del siglo XX, y sus condicionantes como mujer empresarial, la llevarán a buscar soluciones fáciles que no harán más que complicar su vida presente y futura comprometiendo incluso el momento en el que pudo haber retomado las riendas de su verdadero amor, pues justamente fue entonces cuando se quedó embarazada y tuvo que renunciar de nuevo a Fernando.

Claudia acepta a Gonzalo, casado con una mujer impedida físicamente y de quien no se podía divorciar porque aún no existía el divorcio en España. Ella sabe que aunque estuviese divorciado no se podría casar con él porque ella sólo se casaría por la Iglesia.

Fernando mantiene una relación de varios años con una joven durante su estancia en Paris. Rompe su relación y se traslada a Madrid. Allí conoce a Edesia con la piensa casarse por su parecido físico con Claudia. Pero justo en ese momento se produce el encuentro de Claudia y Fernando en el que podrían haber decidido la vida en común cuando Claudia descubre que está embarazada de Gonzalo. Fernando se casa con Edesia. Edesia se ha esterilizado y hace creer a Gonzalo que es él quien no puede tener hijos. Ella lleva una doble vida de prostitución de lujo en Paris.