Tertulia San Germán

Coordinador: Ángel Cabrero Ugarte

Lugar: Hotel H10, Pedro Teixeira 5

Fecha: Cuarto viernes de mes, a las 18:30, 23 de septiembre de 2022

Septiembre, 2022

Luisiana, 1923

Gautreaux, Tim

Antes de la Gran Guerra, Byron Aldridge llevaba una vida apacible en Pensilvania como heredero de un imperio maderero. Para su hermano pequeño, Randolph, Byron ejercía de guía y de ídolo. Pero tras la guerra, el carismático Byron regresa de Francia convertido en un hombre diferente.

Comentarios

Imagen de cattus

Gautreaux nos sorprende con otra excelente novela ambientada en Luisiana, como sus libros anteriores. Se trata de una historia muy dura, sobre los esfuerzos de una familia para recuperar al hermano mayor, que ha sufrido un enorme cambio después de haber participado en la Primera Guerra Mundial. La serrería en la que se desarrolla la acción es un lugar inhóspito y la mayor parte de los que trabajan allí son personas carentes de formación y de cultura, desubicadas, que luchan por la supervivencia. En la novela, hay mucha violencia, pero también conductas rectas o que intentan serlo, en una lucha enconada entre el bien y el mal. Los personajes están bien perjeñados, la ambientación muy precisa y detallada, como es habitual en el autor. El final, a pesar de la dureza, está abierto a la esperanza. Buena traducción de José Gabriel Rodríguez Pazos, tarea nada fácil porque Gautreaux suele usar abundantes tecnicismos. Luis Ramoneda

 

Imagen de grpazos

Luisiana, 1923 es, como dice la sinopsis, una historia de historias. Es la historia de un hombre psicológicamente destrozado por lo que ha vivido en una guerra brutal, es la historia de su hermano, que empeña su vida en sacarlo de ese hoyo, la de un padre distante y obsesionado por su trabajo, la de una esposa fiel, una historia de racismo, de crímenes, de infancias destrozadas, de tantas circunstancias que confluyen en la vida de las personas y tallan sus personalidades a base de golpes. Pero Luisiana, 1923 es también la historia del amor y la esperanza que dan sentido a vidas que parecen un sinsentido. Gautreaux vuelve a bucear de manera magistral en el misterioso hondón del ser humano con un texto que engancha desde la primera a la última página.