El fragmento

La acción de esta novela se inspira en el trabajo de los alfareros coreanos del siglo X, muy apreciado por su técnica, el color de sus vidriados y las incrustaciones que adornaban sus piezas. El protagonista es un huérfano que trabaja sin descanso para intentar convertirse en aprendiz del mejor de estos maestros. La obra, escrita con estilo delicado y poético, tiene un suave ritmo narrativo y un trasfondo de buenos sentimientos: gratitud, actitud educada y respetuosa con los mayores, amor al trabajo bien hecho.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2003
171
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: