Artículos

Una Iglesia de comunión

 

El profesor Ordinario de Eclesiología y actual Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de San Dámaso de Madrid, el sacerdote madrileño Gabriel Richi Alberti (1966), nos ofrece en este sencillo vademécum una sencilla y muy bien elaborada síntesis del Tratado de Eclesiología. Hacemos notar que tanto la bibliografía seleccionada en cada capítulo, como la extensa bibliografía general aportada al final del volumen, constituyen una de las mejores aportaciones de este ensayo.

La paradójica realidad de Dios

El filósofo y ensayista catalán José Cobo (Lleida 1967) continúa con este trabajo su trilogía de obras acerca de Dios (la anterior se denominaba “¿incapaces de Dios?”) que ha ido publicando Fragmente Editorial que, como es sabido, está considerada la editorial más vanguardista del momento, tanto por la temática como por los autores invitados, quienes, además, han tenido la gran deferencia de publicar ya dos títulos de la trilogía en la colección de ensayo de mayor difusión.

Espiritualmente pobres

No es lo mismo la idea de pobres de espíritu, que son bienaventurados, según las palabras de Jesús, recogidas en el evangelio de San Mateo, que los espiritualmente pobres. Estos abundan más que los otros. Ser pobre de espíritu supone una actitud de desprendimiento de los bienes de la tierra, algo difícil de conseguir en el ambiente occidental donde prima la riqueza y el vivir bien sobre otro cualquier valor. Así que bajo esa descripción hay pocos bienaventurados.

Os estaban esperando

El 26 de diciembre de 1946 cinco mujeres del Opus Dei tomaban el avión en Barajas en dirección a Roma. Era la primera expansión de las mujeres de la Obra fuera de España y, desde Roma, vivirían cerca de san Josemaría la definitiva expansión del trabajo de las mujeres de la Obra en los cinco continentes.

Hay un misterio en el mundo

En la teología de la historia y en la filosofía de la historia se han entrecruzado preguntas claves desde el comienzo de las relaciones fe y razón, pues para el creyente y, en general, para quien medita sobre el ser de Dios y su acción salvífica del hombre, es válido lo que apuntaba Ratzinger en su tesis de habilitación sobre la teología de la historia según san Buenaventura, donde se interrogaba: “¿Cómo puede ocurrir históricamente lo que ya ha ocurrido? ¿Cómo puede tener un significado universal lo que es único e irrepetible? (…) ¿Cómo se conjuga la historia humana con la eternidad de Dios?”.

Oír misa entera…

 

Es una expresión que borraría de los catecismos y libros de espiritualidad, porque es manifiestamente empobrecedora. Los católicos, cuando vamos a la iglesia los domingos, o cualquier otro día de fiesta o no fiesta, no vamos a oír: vamos esencialmente a participar, porque tenemos alma sacerdotal. Vamos a unirnos a la cruz de Cristo, con afán redentor, y vamos a recibir el cuerpo de Cristo.

La ordenación sacerdotal de los tres primeros

La reciente publicación de la carta sobre San José que el Santo Padre Francisco ha querido regalar al pueblo cristiano, junto con el año Josefino, “Corazón de Padre”, me ha recordado cómo san Josemaría inculcó en todos los fieles del Opus Dei una gran devoción a Nuestro Padre y Señor San José, Especialmente los sacerdotes de la Obra debían ser Padres para todas las almas.  En efecto, así ha sucedido desde la ordenación sacerdotal de los tres primeros sacerdotes del Opus Dei, que tuvo lugar en 1944, es decir, acabamos de cumplir los 75 años de ese acontecimiento.

Evocaciones y presencias

Este es el sugerente título escogido por el que el comité encargado de la publicación del legado literario del poeta, escritor y periodista José Jiménez Lozano, premio Cervantes 1992, representante de la generación del final del siglo XX, testigo de la transición y punto de referencia de las letras castellanas, para entregar al gran público y a los seguidores del autor, las últimas notas del diario que llevaba desde el comienzo de su vida profesional hasta los últimos días de su vida literaria, espiritual y humana.

Un canto nuevo

El volumen que deseamos ahora comentar se compone de diversos trabajos realizados por el entonces cardenal Ratzinger y editados en diversas publicaciones de difícil acceso y que fueron reunidos por el propio autor: unificación de estilos, modos de citar, fuentes, etc., para, finalmente, darlos a la imprenta en Alemania en 1995 y, enseguida, en castellano en la editorial Sígueme de Salamanca en 2011.

El infinito en un junco

Irene Vallejo (1979), doctora en Filología clásica por las Universidades de Zaragoza y Florencia, y especialista en literatura clásica griega y romana, es una auténtica maestra en la difusión de la historia y de los valores artísticos, humanos y culturales de la civilización clásica.

Páginas

Suscribirse a RSS - blogs