Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Por la cicatriz que lleva en la frente, sabemos que Harry no es un niño como los demás, sino un héroe que venció a Lord Voldemort, poderoso mago que se pasó al lado oscuro de la magia y que asesinó a los padres de Harry. Desde entonces, Harry no tiene más remedio que vivir con sus tíos muggles (personas no magas), que desprecian a su sobrino debido a sus poderes.

En este tercer libro, Harry, tras haber cumplido trece años, sólo y lejos de sus amigos de Hogwarts, se pelea con su tía Marge, a la que convierte en globo por hablar mal de sus padres. Ante esto no le queda más remedio que escapar en un autobús. Mientras tanto, de la prisión de Azkaban se ha escapado Sris Black, asesino con poderes que fue cómplice de Voldemort en el asesinato de los padres de Harry y, que parece que ahora está dispuesto a eliminar a Harry.

Para proteger a Harry de este peligro aparecen en el colegio de Harry los guardianes que persiguen a Siris, guardianes (que en el libro se denominan dementores) que poseen unas características particulares para robar la felicidad a los magos y que poseen la capacidad de borrar todo recuerdo hermoso de aquellos que osan mirarlos.

Este tercer libro es entretenido no sólo por la trama, sino por las verdades que descubre Harry acerca de su pasado y el modo en que afronta un pasado doloroso del que nadie se atrevió a hablarle.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
359
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.666668
Average: 3.7 (12 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

12 valoraciones

Género: