Amor en clima frío

Nancy Mitford recupera en Amor en clima frío personajes y situaciones de su anterior novela, A la caza del amor. La acción se traslada en este caso a la espléndida mansión de los Hampton, hogar de lord y lady Montdore. Lady Montdore, brillante figura de la aristocracia de su época, está empeñada en arreglar el mejor matrimonio para su hija única, Polly, pero sus maniobras acabarán estrellándose, una tras otra, contra el aparente desinterés de Polly en esos temas. Sorprendentemente la promi­nente situación social de Polly Hampton, una de las jóvenes más bellas y ricas de su generación, se verá cuestionada por un sonado affaire sentimental que convulsionará a toda su familia. La perspicacia de la autora para reconstruir el ambiente de los círculos aristocráticos británicos de entreguerras nos brinda, una vez más, la oportunidad de asomarnos a un mundo hoy desaparecido. Pero es, sobre todo, el famoso ingenio satírico de Nancy Mitford y su extraordinaria capacidad para modelar personajes y situaciones, lo que convierte a este libro en una emocionante y divertidísima novela.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
332
978-84-935018-0-8
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de wonderland

La excéntrica Nancy Mitford, perteneciente a la generación de Bright Young People o Brideshead Generation y autora entre otras de A la caza del amor (1945) que con Amor en clima frío (1949), tienen mucho de autobiografía, además de compartir personajes. Elementos y personajes reconocibles en la propia vida de Nancy Mitford son: sus propios padres, hermanas y hermano, y demás parientes y amigos del variado entorno familiar, además de los escenarios y los decorados: la verde campiña inglesa, enormes mansiones, calles exclusivas de Londres, Oxford, jaurías de perros domésticos y cacerías, sirvientes acostumbrados a los desatinos de los señores, arrendatarios hipócritas, propietarios que se pasaban la vida dormitando en sus clubes de Londres o cazando en sus tierras, etc. En "A la caza del amor" todavía hay una mirada condescendiente sobre el mundo de la autora; en las páginas de Amor en clima frío ya todo se ha transformado, en frustración y ahogo, en patetismo y estupidez a raudales, en un lamento sin escapatoria, aunque a pesar de todo, persiste la búsqueda de un amor que redima en alguna medida unas existencias marcadas por el odio y el vacío. No obstante sigue siendo una novela hilarante por la inconfundible sátira de la autora, ágil, como si se tratara de un lenguaje oral. En las ocasiones en que Mitford trata con demasiada ligereza situaciones irregulares, el lector tendrá que estar más atento para captar esa liviandad de la escritora, también debido a su estilo narrativo.