Auguste Rodin

Es un tributo de Rilke a la vida y la obra del escultor francés, al que admira ciegamente.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
160
9788493683450
Valoración CDL
1
Valoración Socios
1
Average: 1 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de almudena

Rilke aprende de Rodin a observar y contemplar las cosas pacientemente. También incorporó la disciplina y el trabajo que aprendió como secretario de Rodin a su propia creación poética. Es incongruente con la forma de pensar y la poesía de Rilke todo lo que alaba de la ideología de Rodin: un panteísmo exagerado, unas alusiones blasfemas enfermizas –comentadas prolijamente por el autor- y la recreación de lo humano en el erotismo. El hecho de que Rodin enseñara a Rilke a observar y trabajar, no parece justificación para convertirse en una especie de fanático de un maestro perfecto.