Barro de Medellín

Para Camilo y Andrés los días transcurren vagabundeando por las calles de su barrio en Medellín, el mejor lugar del mundo. Camilo quiere ser ladrón y de mayor dirigirá una banda de ladrones. Pero Andrés no quiere serlo. Eso sí siempre serán amigos. Lo que no imaginan es lo que influirá sobre ellos su entrada fortuita en el Parque Biblioteca que acaban de inaugurar.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2008
147
978-84-263-6825

De la Colección Ala Delta, serie verde, nº 68. Novela ganadora del XIX Premio Ala Delta de Literatura Infantil 2008/ 2009: El Ministerio de Cultura le ha concedido por esta obra el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de Pipa

Destaca el valor de la amistad: Andrés ayuda a Camilo. Ambos son "niños de la calle", sin formación ninguna, pero de buen corazón. Andrés no está de acuerdo con Camilo Pero le quiere y comprende. No le deja solo cuando más lo necesita. Camilo y Andrés viven en un barrio pobre de Medellín, donde se acaba de inaugurar una biblioteca pública. Están acostumbrados a carecer de muchas cosas. El padre tiene un problema de alcoholismo. Con frecuencia se vuelve violento. Camilo y Andrés son dos niños con un gran potencial que merecerían un mundo mejor y unas mejores condiciones de vida y que, pese a todo, miran con alegría su ciudad y se sienten orgullosos de sus progresos... aunque a ellos no les vayan a llegar nunca. Destaca la figura de la bibliotecaria, que trata de acercarlos al mundo de la lectura.
Hay descripción y diálogos llenos de ternura e inocencia. En general el lenguaje es correcto para esta edad. Salvo algún detalle vulgar ("lo que oyes, tía..." cuando se dirige a su amiga Elena...). Tiene diez ilustraciones Cada una de ellas ocupa una página, reproducido en blanco y negro, y con una gran expresividad. Tienen calidad y complementan bien el texto.
Su autor acaba de ganar por esta obra el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009 (premio concedido por el Ministerio de Cultura de España).