Con mis mil ojos

La "Floresta" —un bosque renacentista— recibe la visita de un pintor. La floresta es quien narra su llegada y su conducta y también el pesar que siente al ver cómo se repite en el pintor el desgraciado destino de Narciso, enamorado de sí mismo.
Eco (la ninfa desdeñada por Narciso) también sufre y trata de impedir que con el pintor se repita la desgracia, pero no es fácil lograrlo. Es una curiosa y poética novelita corta.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1998
92
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

4
4
Género: 

Comentarios

Imagen de cdl

La voz narradora de Con mis mil ojos es una Floresta, de «tupida sombra» y «lugares secretos eternamente fecundos», que fue testigo del legendario e infeliz amor de la ninfa Eco hacia el joven Narciso, embrujado por su propia imagen reflejada en el espejo de una fuente mágica y maligna. Pero ahora que el tiempo ha pasado, Eco, consumida en su infeliz pasión y reducida a pura voz y suspiro de viento, teme que vuelva a repetirse la misma escena con un pintor solitario adentrado en la Floresta y que guarda un inquietante parecido con Narciso y que, como él, queda embrujado por aquella mítica fuente. Pero esta vez el destino ha decidido no humillar la voz poderosa del amor: Eco, con la ayuda de la Floresta y de sus miles de habitantes, se empeña en salvarle la vida y se prepara así un evento prodigioso e inexplicable. Paola Capriolo, entrelazando mitos, fantasía, rigor descriptivo y evocación, erige un puente ideal entre la narrativa contemporánea y los grandes temas de la novela romántica, regalando al mito el «final feliz» de un cuento de hadas.