Cumbres borrascosas

Cumbres borrascosas, única novela de Emily Bronte, es todo un clásico de la literatura inglesa. La historia de Catherine Earnshaw, la hija bien criada que se enamora de su compañero de juegos de infancia, Heatcliff, un campesino adoptado por la familia, se convierte en una tragedia de amor y pasión, en la que dos jóvenes se rebelan contra las normas impuestas por la sociedad.
Los personajes se ven enredados en situaciones que les llevan hasta el sufrimiento extremo, hasta hacerles perder, en ocasiones, la cordura. De generación en generación, las historias trágicas marcan la historia de esta familia, plagada de amores y odios.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
432
2009
528
2015
472
978-84-9105-024
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.142856
Average: 3.1 (14 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

14 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Las hermanas Brontë fueron hijas de un clérigo anglicano, viudo y pobre, de la región inglesa de Yorkshire. Aisladas en la rectoría, las hermanas se dedicaron a inventar historias que contaban alrededor del fuego y que, finalmente, pusieron por escrito y publicaron. Es el origen de "Cumbres borrascosas", titulo de la novela y denominación de la hacienda donde viven sus personajes.

La historia transcurre en el siglo XIX y está situada en el medio rural, caracterizado por grandes fincas trabajadas por colonos y casas en las que la vida transcurría en la cocina, alrededor del fuego, en las que convivían amos y criados. El argumento de la novela son las pasiones de sus personajes: orgullo, maldad, venganza y muerte. Al menos seis de los personajes fallecen a lo largo de la novela, víctimas del alcoholismo, la tuberculosis o la neumonía. Son demasiadas muertes, aunque correspondan a tres generaciones diferentes. Para mi gusto los protagonistas, Heathcliffe y Catherine, se salen de lo normal; son poco creíbles.

El hecho de que la autora sea hija de un clérigo le lleva a juzgar moralmente a sus personajes y a mencionar muchas veces al demonio o la condenación eterna. Ciertamente parece como si el demonio rondara por las páginas de la novela. Un personaje marginal y bien poco simpático es un criado, calvinista de tomo y lomo, para el cual cualquier risa es diabólica y entonar un villancico en Navidad una clara manifestación de paganismo. El único personaje bondadoso de la novela es el ama de llaves, Nelly, que es la transmisora de la historia. Podemos imaginar que en la infancia de las hermanas Brontë tuvo que haber otra "Nelly" que, a falta de madre, amó a las niñas y escuchó sus historias.

Finalmente, cuando imaginamos que la novela ya no tiene remedio y que va a terminar mal, la autora hace un quiebro para inventarle un final feliz.

Imagen de acabrero

Probablemente Emily Brontë está describiendo un paisaje diametralmente distinto a las novelas bucólicas y amorosas de los ambientes del campo en la Inglaterra del siglo XIX. Al lado de unos relatos de amor y lujo surge esta novela de odio y maldades. La mayoría de los personajes son malos. Algunos muy malos. Y el pobre huésped que acude a la finca vecina a "Cumbres Borrascosas" a pasar unos días queda sorprendido por la sordidez que encuentra en el ambiente de aquella familia. Exquisitos relatos y descripciones, y sin embargo el clima que permanece en la mente del lector es gris y brumoso, como el propio nombre de aquello casa, que queda en el título de la novela. Tanta maldad, tanto odio, hace la lectura en algún momento ardua, pero la trama se sigue con interés y en todo momento se vislumbra alguna luz de esperanza.

Imagen de mikolaj

CUMBRES BORRASCOSAS

Complicada y aburrida historia en la campiña inglesa del s XIX. Por momentos no sabes quien es el narrador y si lo ocurrido es real o imaginario. Pretende ser una descripción de pasiones inútiles entre enamorados con una gran dosis de inadaptación social... pero se queda en insulsa y farragosa. Quiza la traducción era mala pero llegó un momento en que desconcertado de no saber quien era quien, si el hermano que se casa con la hermana de la otra para vengarse de un amor no correspondido con un padre adoptivo ... lo dejé sin terminar. Para quinceaneras histericas.

Imagen de cdl

Cumbres borrascosas supuso una gran renovación de la literatura inglesa, un "shock" en la sociedad victoriana por esa crítica a la hipocresía en forma de una trágica historia de amor entre la apasionada Catherine y el cruel y violento Heathcliff.
La audaz Emily Brontë consigue dar vida a sus palabras presentándonos un relato en el que "el viento sopla en nuestra cara y nuestros oídos pueden percibir el rugido del trueno".