Daniela Pirata y la bruja Sofronisa

La malvada bruja Sofronisa vive en Isla Tenebrosa. Desde su cabaña, observa todo en su bola de cristal. No soporta las risas de los demás y, cuando ve a alguien feliz, le lanza hechizos para que todo le salga mal. ¡Daniela Pirata se enfrentará a Sofronisa!

¿Logrará Sofronisa que Daniela y sus amigos dejen de sonreír? ¡Un nuevo libro de la pirata más famosa! 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
44
978-84-18133-31-2

Ilustraciones de Gómez

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Comentarios

Imagen de amd

Álbum ilustrado sobre la amistad y las consecuencias de obrar bien o mal. Se trata de un nuevo episodio protagonizado por Daniela Pirata, serie de la que ya se han publicado dos aventuras: Daniela Pirata (2017) y Daniela Pirata y las chicas pirata (2019). En esta ocasión, frente a la valiente pirata Daniela, destaca la figura de la bruja Sofronisa, una maléfica hechicera con increíbles poderes y pócimas mágicas, que vive con  su peludo gato en una misteriosa cabaña de Isla Tenebrosa. Sofronisa odia que la gente sea feliz y les lanza terribles hechizos para verlos sufrir a través de su bola de cristal. Así, arrasa la aldea de Isla Volcán con un viento huracanado, deja sin voz a los tritones y a las sirenas del fondo del mar, y persigue sin piedad el barco pirata de Daniela, llamado el “Caimán Negro”. Hasta que, por fin, Daniela decide plantarle cara a la bruja en su propio terreno: una dura lucha entre el bien y el mal con un final sorprendente y divertido.

Susanna Isern, psicóloga y reconocida escritora de literatura infantil, ha creado un personaje lleno de valentía y de generosidad, que sigue logrando nuevos éxitos en sus aventuras tras alzarse como capitana del barco pirata. Junto a los divertidos textos de Susanna, destacan las estupendas ilustraciones de Gómez, llenas de detalles tanto en la representación de los paisajes como en la fisonomía de los personajes: así, ilustra la cabaña de la bruja con sus telarañas y todo tipo de frascos, con pequeños animales y plantas que cuentan sus propias historias. Además, los personajes (que son muchos y diversos) aparecen muy bien definidos, cada pirata con sus rasgos propios, siempre seguidos del loro y del mono, tan característicos de los libros de piratas. Por todos estos detalles, el libro admite varias posibles lecturas, especialmente en familia.