El año de las tormentas

Dos primeros volúmenes de la trilogía anunciada por el escritor sevillano Manuel Pérez-Petit: La vida es un tango por Calderón de la Barca y la vida es el príncipe de los misterios

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
79
978-607-98615-4-4

Volúmenes en pequeño formato y en rústica.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de cattus

De la trilogía El año de las tormentas, han salido los dos primeros títulos: La vida es un tángo por Calderón de la Barca (79 págs.) y La vida es el príncipe de los misterios (77 págs., ISBN: 978-607-98615-5-1). El tema de ambos textos son las reflexiones del narrador tras el rechazo amoroso sufrido. El título de la primera parte puede desconcertar, pero se aclara al final del libro y me consta que está sacado de un hecho real. Hay recuerdos de lo sucedido, saltos en el tiempo, con menciones a otros momentos de la vida de los protagonistas, referencias sobre escritores, artistas, viajes..., y una indagación íntima acerca de la derrota sufrida y sus consecuencias. Esto figura con más intensidad en la primera parte que en la segunda, en la que hay más lugar para tratar sobre diversas cuestiones culturales y más referencias a los viajes por lugares muy variados, con especial hincapié en la estancia en Letonia, un buen símbolo de las vivencias del narrador. La prosa de Manuel Pérez-Petit es de frases largas, adecuada a la expresión de la experiencia interior, llena de comparaciones que sorprenden al lector y con un ritmo que denota al poeta, pues Pérez-Petit lleva publicados ocho poemarios. A pesar del tema, hay serenidad, dolor, sí, pero capacidad para afrontar los hechos y extraer consecuencias sobre la existencia humana y su sentido. También son importantes los silencios, las elipsis pues se aborda un misterio. Dos volúmenes para la reflexión y para disfrutar con el estilo muy personal del autor. Luis Ramoneda