El faro de Alejandría

Una joven es obligada por su origen noble a contraer matrimonio con un cruel gobernador. Ella huye a Alejandría disfrazada de eunuco para que nadie la conozca. Lo que siempre ha soñado es ser médico pero por su condición de mujer en esos tiempos es un sueño imposible. Pasa por muchísimas dificultades y trata, a pesar de todo, de convertirse en médico.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2001
512
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.545456
Average: 3.5 (22 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

22 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Azafrán

En la primera parte, el lector descubre a una joven de Éfeso, en Antioquia (hoy Turquía), muy inteligente que siente la inquietud de dedicarse al estudio de la Medicina. La novela está ambientada en el siglo IV. Por supuesto que en aquella época ni el estudio ni el ejercicio de una profesión le eran permitidos a las mujeres que debían permanecer recluidas en el hogar bajo la autoridad del marido desde su juventud.
Así Caris, ayudada por su hermano y su nodriza, abandona la casa paterna para librarse de un matrimonio con un hombre carente de atractivo. Llega a Alejandría donde pretende ser aceptada como un alumno más. Para ello se hará pasar por un eunuco libre. Las cartas de recomendación escritas por su hermano Teodoro no parecen merecer la atención de los médicos de aquella ciudad. Por fin, un médico de origen judío, Filón, acepta a Caritón –será el nombre elegido por el eunuco- como ayudante. Filón no tiene acceso a los enfermos recogidos en los monasterios de frailes y decide aceptar a Cariton aprovechando que es cristiano. Caritón vivirá en casa de Filón con toda su familia.
En Alejandría, además de aprender la medicina teórica mediante la lectura de los papiros de los sabios en esa ciencia, practica la medicina y aprende la utilización de las plantas curativas. Participa de la vida de la ciudad y de las difíciles situaciones por las que atraviesa el Imperio. Así conoce al obispo Atanasio, anciano y enfermo, a quien ayuda en los últimos meses de vida y vive los terribles disturbios que suceden a su muerte cuando el gobernador encarcela a su sucesor y pone en su lugar a otro obispo nombrado por la autoridad civil. Los egipcios se rebelan y los partidarios del nuevo obispo se vengan de todos aquellos que tuvieran alguna relación con el anterior obispo, Atanasio. Caritón es acusado de brujería y condenado al tormento del potro. Es salvado en el último momento por correo del ejército a quien había curado de unas fiebres mortales. La libertad de Caritón estaba condicionada a su traslado a la frontera noreste del Imperio para atender a los soldados que defendían el valle del Danubio y que carecían de cuidados médicos.
En la segunda parte del libro el lector tomará conocimiento del contraste entre la vida de los soldados romanos y la de los pueblos bárbaros establecidos en sus fronteras. Muchos de ellos estaban deseosos de pertenecer al Imperio porque, a pesar de su ignorancia, intuían que el estar sometidos a un orden jurídico y a una justicia común era una ventaja frente a otros pueblos menos civilizados. También intuían que el patrimonio cultural de los romanos era algo muy valioso. Los pueblos bárbaros se vieron presionados por otros más lejanos, los alanos y los hunos que pretendían entrar en el Imperio Romano. La corrupción de algunos gobernadores que aprovecharon esa oportunidad para enriquecerse a costa de los bárbaros deseosos de pactar su inclusión en el Imperio, llevó a estos pueblos a la desesperada solución de buscar la alianza con los hunos para penetrar en el Imperio y conseguir su supervivencia. Caritón vive ese momento. Es secuestrada por los bárbaros que quieren que sus soldados y sus enfermos sean atendidos por el mejor médico. Los bárbaros descubren que en realidad es una mujer e intentan casarla con alguno de sus nobles sin conseguirlo. Caritón, de nuevo Caris, se niega a perder su libertad. Finalmente es rescatada por Atanarico, el correo imperial que ha ascendido y que cuyo origen bárbaro le permite traspasar las líneas enemigas sin ningún problema. Atanarico ha ido descubriendo poco a poco los secretos de Caris y también poco a poco ha ido sintiendo amor por ella.
El hermano de Caris, Teodoro –Torión- también consigue un ascenso social y es gobernador de las provincias limítrofes del este. Así podrá ayudar a su hermana en las dificultades que encuentra en el ejercicio de su profesión.
Atanarico y Caris terminarán casados. Pero ella conservará su libertad para seguir con el ejercicio de la práctica médica.

Imagen de sevilla

La novela es muy buena y desde que la empiezas hasta que la terminas disfrutas. El argumento es muy distraído y se deja leer muy bien. Puede dar lugar a equívocos el hecho de que una chica tenga la profesión de un chico en una época en que no era lo mas típico.

Imagen de rocio meca

La novela sí es entretenida, pero es importante destacar que se encuadra en una época histórica, pero no por ello quiere decir que la novela sea de carácter histórico. Hace unos años escuche muchos comentarios de este libro. Todo el mundo hacia referencia a lo bueno que era. Cuando tuve ocasión de leerlo, me pareció entretenido, pero desde el punto de vista literario no es ninguna joya. Si no estás habituado a leer, resulta interesante, pero sí te gusta la buena literatura creo que se queda corto.

Imagen de Porto

El argumento -una joven cristiana, para evitar que la casen con un tirano de Éfeso, huye a estudiar medicina a Alejandría haciéndose pasar por eunuco- permite recrear la vida en el imperio romano oriental durante la segunda mitad del s. IV: las herejías, la condición femenina, la medicina hipocrática, la administración romana, el ejército, la presión de los hunos, y las circunstancias que hacen pasar a los godos de la admiración a la invasión armada. La autora parece conocer muy bien la historia de esa época; en cualquier caso, la ambientación es verosímil y atrayente. Tiene un buen argumento de novela muy bien contado, ágil, que no decae. La prosa de la versión castellana es correcta, sin complicaciones.

Imagen de Mon

Yo empecé a leerlo por curiosidad y me atrapó. Tiene muchas virtudes: personajes simpáticos, inteligentes, tiene aventura, romanticismo, descripción histórica de tiempos y lugares inusuales, la protagonista es una mujer en un mundo de hombres. Me parece una novela muy conseguida.

Imagen de Jose Rodri

Yo también he leído esta novela y me ha parecido apasionante. Como soy médico, me ha resultado fascinante el modo de tratar las enfermedades en aquellas época y sorprende los avances que tenían. Me ha parecido interesante, además, la actitud del médico judío que enseña a la protagonista el arte de la Medicina y su coherencia a la hora de practicar su religión (la judía). También destacaría las profundas convicciones del obispo de Alejandría, San Atanasio y el respeto y cariño que le tienen las gentes sencillas de esa ciudad.
En resumen, una novela histórica que se lee facilmente y recomendada para todas las edades.

Imagen de mdel valle

Un libro emocionante. Desde el primer momento sientes que tienes que seguir leyendo para saber qué es lo que va a pasar.
Es una novela histórica que ha escrito Gillian Bradshaw, que además de su interés histórico tiene un montón de aspectos interesantes que hacen la lectura de esta novela muy ágil y además divertida.

A mi me gustó bastante porque me encanta identificarme con los personajes de los libros que leo, la chica de la novela tiene aproximadamente mi edad y puedo pensar que soy yo la protagonista de el libro de manera que se me hace mucho más interesante y ameno, por lo tanto yo entre otras muchas personas, ya que a mi padre también le gustó, se lo recomiendo especialmente a chicas y que sean jóvenes, de manera que al identificarse con el personaje se hace una lectura mucho más interesante.

Espero que os guste.

Imagen de Guille

La línea argumental del libro es EXCELENTE y que el momento histórico, interesante a la par, sirve de acompañamiento perfecto para tan entretenida historia.
La ambientación es fabulosa, los acontecimientos históricos acompañan de maravilla el desarrollo, y los personajes están perfectamente creados. Además, la incorporación de la medicina está tan perfectamente acoplada como en el mejor libro de Robin Cook. Este es un libro para no comentar mucho, sino para recomendarlo con todo el énfasis posible. Es un libro muy entretenido, basado en una época no demasiado relatada, y sobre todo tremendamente adictivo en su desarrollo.