El librero de Selinunte

En El librero de Selinunte, la milenaria y hermosa ciudad de Sicilia sirve de escenario para una fábula sobre el valor de los libros —y de los libreros— y sobre el valor de la palabra. Los protagonistas de la historia son un muchacho de 13 años, que es además el narrador, y un extraño librero, solitario, sabio y sublime pero unánimemente ignorado y vilipendiado. Nadie compra sus libros y, sin apenas ningún eco, él se dedica a leerlos en voz alta, como en un desesperado canto a todo lo valioso que hay en esta vida y que contienen los libros...

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2007
125

Título original: Il libraio de Selinunte. Traducción de Elena Martínez. Publicado en Italia por Einaudi en 2004

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

Fábula sobre el valor de los libros, de los libreros, de las palabras. Sin ellas, las gentes del pueblo donde se desarrolla la acción se quedan peor que en Babel; tuvieron que ir inventando otro lenguaje pobre e inconexo. La obra, como fábula que es debería entenderse en este sentido y nó al pié de la letra. Resulta tierna y amable, con fino humor, limpia, de desarrollo lineal sin retrospecciones y de agradable lectura. El elenco de citas de la literatura clásica están elegidas con un gran acierto y oportunidad.

Imagen de Rubito

(de Ángel García Prieto) Parábola que recuerda un conocido cuento de los hermanos Grimm y que quizá no llega a encender toda la emoción que podría esperarse, pero en todo caso se inicia con un planteamiento interesante, tiene una dinámica atractiva y la conclusión está abocada al buen fin de las fábulas. En una pequeña novela que estimula el deseo de volverse a encontrar con otros relatos de este autor.