El negocio de papá

Tomás es un niño al que sus padres mandan al psicólogo tras haber suspendido cinco asignaturas en el colegio. Solía sacar buenas notas y sus profesores decían de él que "es un chico muy listo". Por lo que parece, es bastante inteligente, más de lo normal a su edad. Ha crecido en un ambiente familiar donde le han inculcado el valor del esfuerzo, y del trabajo para conseguir las cosas, el valor de una vida sencilla y austera, y una frase que repite en varias ocasiones: "que el dinero no da la felicidad". Pero todos estos esquemas se le vienen abajo cuando su padre, convencido por su cuñado, decide cambiar el negocio del que era propietario (una carpintería) por un pub o bar de copas para gente joven. Desde entonces, el ambiente que se empieza a vivir en la familia de Tomás le rompen por completo los esquemas con los que había crecido hasta el momento y, tras probar distintas tretas como muestra de desaprobación ante las decisiones que va tomando su padre, termina por suspender cinco asignaturas.
Todo esto se lo va descubriendo con todo detalle a Juanjo, el psicólogo al que sus padres le han mandado.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2001
107
978-84-348-4804

Coleción Barco de Vapor. 8ª edición

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Navalpotro

VALORES QUE PROPONE EL LIBRO

El tema del libro es muy claro. Trata de mostrar a quienes va dirigido, lectores de 12 ó 13 años, que el dinero no proporciona al hombre la felicidad. En un mundo donde parece que lo que más vale es el tener y el poder, se descubre cómo a un niño se le están rompiendo los esquemas que la educación familiar le ha proporcionado: la sencillez, el valor del trabajo para ganarse las cosas, la vida austera, sencilla y familiar que hace que el hombre crezca y se desarrolle en plenitud.
Lo que no nos ha parecido tan bien es el modo de exponerlo: a través de la consulta de un psicólogo. Al final de la lectura se pone de manifiesto el porqué de estar así narrada la historia (porque los padres de los “niños ricos”, como les llama Tomás −protagonista del libro− cuando algo no va bien, les mandan al psicólogo para que sea él quien resuelva el problema).

COMENTARIO CRÍTICO

A pesar de haber comentado ya algunas ideas en los apartados anteriores, como no nos ha parecido oportuno realizar una actividad en base a lo que se propone en este libro, hemos preferido hacer un comentario crítico explicando el porqué.
Lo primero de todo destacaremos la parte positiva que tiene, ya que todo libro desea transmitir una enseñanza, sobre todo, a estas edades. El tema central del libro es el dinero, mostrar cómo una familia se va enriqueciendo y va cambiando su vida tradicional (con valores profundos que construyen una personalidad) por una vida más superficial basada en el dinero y en el aparentar. En una sociedad donde parece que se valora más a quien más tiene, se descubre cómo en el ambiente de una familia, es el dinero el que la va destrozando y, a pesar de que algunos miembros no se dan cuenta de ello, es el más pequeño, Tomás, protagonista de la historia, quien pone de manifiesto su preocupación.
Su padre, de quien había aprendido que uno tiene que luchar para llegar a ser lo que desea en esta vida, es un humilde carpintero con vocación clara de ello, que disfruta mucho con su trabajo, a pesar de que no sea algo importante o como de mucha fama. Sin embargo, tras irse cerrando los locales de la zona en la que tiene la carpintería e ir convirtiéndose en pubs (bares de copas para jóvenes), un cuñado suyo le propone que venda la carpintería (por lo que de verdad había luchado él en la vida) y que se convierta en un bar de copas, como todos los demás. No sólo eso sino que para hacer la competencia al resto, tendrá que ingeniárselas para atraer a la mayor cantidad de clientela joven posible, sin importarle si son o no mayores de edad.
Tomás, va viendo cómo su padre, manejado por el resto (su cuñado, su mujer, e incluso sus dos hijos adolescentes) va dejando de lado sus ideas y convicciones personales para hacer lo que le dice el resto renunciado a sus valores, a sus ideales y a sus sueños. Al mismo tiempo, Tomas refleja cómo va descubriendo en su padre a un hombre cada vez más triste y más infeliz. Se da cuenta de que su padre está cambiando y que el cambio, aunque por fuera parezca a mejor, está destrozando su persona y poniendo en juego su felicidad. No tiene valor para frenar la situación y se deja llevar, cosa que a Tomás le duele profundamente.
Queda patente para los niños cómo no se es feliz por lo que se tenga, ni aunque uno sea muy rico, tenga mucho dinero, una casa muy grande, un coche muy lujoso, o vista ropa de marca... sino que justo es el dinero el que está haciendo que su padre no sea feliz. Tomás se las ingenia para arruinar el negocio de su padre y recuperarle a él, pero todos sus intentos son fallidos y surten un efecto contrario.
Lo que no nos parece del libro es el modo en que se desarrolla la novela. Primero porque el hilo conductor es la consulta de un psicólogo. Aunque el autor declara al final que los hijos de padres ricos van al psicólogo y que por eso le han mandado a él, quizá para el autor haya resultado original el utilizar como marco de la novela las sesiones de un psicólogo, pero no nos parece adecuado para niños de esta edad. Es un recurso bastante original y muy bueno literariamente, pues sí que te permite captar cuál es la pregunta que se hace en base a la respuesta que da el niño... pero el libro en general resulta un monólogo de Tomás el cual creo que, para niños de esta edad, se puede hacer un poco pesado.
Leticia Gómez Osborne