El príncipe de los enredos

Un cuervo aparece en aquél paraje tranquilo. Se posa, y como el que no quiere, comenta algo del vecino. Esto irrita a los que le oyen. Al día siguiente vuelve a aparecer y se posa en otro punto del mismo paraje, y se repite la historia. La presencia del cuervo será nefasta, y todos terminan perdiendo.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
43
978-84-263-723

Ilustrado por Roger Olmos (Col. Álbumes Ilustrados).

Ganadora del Premio Lazarillo 2008

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Pipa

A veces, nos encontramos con personas como cuervos. Aparecen de repente, dicen lo que les place, intentando molestar. Y se van. Al poco tiempo, regresan, se posan en otro lugar del mismo paraje, y se repite la historia. De esta manera crean actitudes nefastas de sospecha y desconfianza de unos con otros. Y, al final, lo que era un lugar de paz, se convierte en uno desolado campo de batalla, lleno de inquietud.
Es un cuento con moraleja, al estilo clásico, en el que trata el tema del chismorreo y la mentira. En nuestras manos está evitar a estos seres a los que solo les quede la opción de cambiar, o marcharse de allí.
Magníficamente ilustrado, la historia es de fácil comprensión. El ilustrador juega con el dibujo y los colores, para llevarnos de la mano desde la claridad de la belleza a lo tétrico de la trapisonda y mentira.
Considero que es un buen instrumento en manos de padres y educadores.