El teniente Gustl

Monólogo del protagonista, que se debate entre defender su honor herido o seguir viviendo como si nada hubiera ocurrido, con un irónico final.

Fechada en 1900, el autor recoge el atropellado fluir de la mente del protagonista, un teniente de infantería del ejército austrohúngaro. A la salida del teatro, una discusión con un panadero por el turno en el guardarropa perturba gravemente su sentido del honor. Durante horas vaga por las calles de Viena, sumergidas en la calma nocturna, reflexionando sobre su posible muerte si desafía, como corresponde, a duelo a su ofensor. Tras quedarse dormido en un parque, donde le sorprende el amanecer, entra en un café y allí recibe una noticia que cambia de raíz el rumbo de sus pensamientos. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
60
978-84-96489-52-3

El teniente Gustl va a batirse en duelo con un médico, pero el día anterior tiene un incidente con un panadero y duda entre defender su honor, quitándose la vida, u olvidar el agravio. Al final, se produce un giro inesperado.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

Relato breve, lleno de ironía sobre la burguesía del imperio austro-húngaro, escrito en forma de monólogo con tintes expresionistas, que se adelanta a los experimentos narrativos de años posteriores. Además del interés formal, el relato anuncia aspectos de las graves crisis que padecerá Europa en el siglo XX: individualismo, relativismo nihilista.