El túnel de Hitler

Esta novela nos adentra en la vida y el pensamiento de Adolf Hitler a la edad de 24 años, justo antes de la I Guerra Mundial, durante su estancia en Múnich como pintor arquitectónico y ratón de biblioteca. Y lo hace a través de la relación entre el joven Hitler y la trama y personajes de una novela, entonces recién publicada, que le tiene completamente fascinado: El túnel, de Bernhard Kellermann, impactante fábula de 1913 sobre la prodigiosa construcción de un túnel transatlántico entre Europa y América. Uno de los libros que más marcaron a Hitler durante su etapa juvenil, y cuya lectura horada y presagia inopinadamente su propio destino.

Relato novelado y bien documentado sobre unos meses de la vida de Hitler, cuando tenía veinticuatro años, que fueron decisivos para el rumbo que tomó su vida años después.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
86
978-84-7209-825-1

Edición en rústica cuidada, aunque tiene algunas erratas.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de cattus

Los meses que transcurren entre mayo de 1913 y agosto de 1914 fueron decisivos para la evolución del joven Hitler, tenía veinticuatro años, hacia el nazismo. Se traslada de Viena a Múnich, donde malvive en una pensión mientras intenta ganar dinero pintando acuarelas, lee mucho y frecuenta cafés y cervecerías. La lectura de El túnel, novela de Bernhard Kellerman sobre la construcción de un túnel que conectara Europa y América, que tuvo gran éxito, lo lleva a replantearse su vida y a ir dando los primeros pasos racistas en favor de la raza aria y de sus planteamientos belicistas. Relato novelado, bien documentado, como señala el autor al final, con una ambientación muy lograda y precisa y una convincente introspección en los rasgos psicológicos del protagonista. Un ejemplo de la influencia de los libros, unas veces para bien y otras para mal. Luis Ramoneda