Elogio de las manos

En el año 2011, el narrador de esta novela y su familia llegaron, de un modo azaroso, a una vivienda casi en ruinas situada en un pequeño pueblo del sur de España. Un acuerdo con el propietario les permitiría hacer uso de ella mientras él encontraba financiación para construir allí unos apartamentos. Era solo cuestión de tiempo que la casa fuera derribada. Sin embargo, durante los años siguientes, pasaron largos periodos en ella, reparándola con sus propias manos, transformándola en un acogedor lugar de encuentro y celebración.
  Allí recibieron a vecinos y amigos; con ellos compartieron comida, música, trabajo y risa. Allí la familia llegó a convivir con una docena de gallinas, varios caballos y burros, dos perros y algún ratón. Nunca perdieron de vista que terminarían llegando las máquinas excavadoras, lo que convirtió la experiencia en aquella casa en una elocuente metáfora de la vida: nos entregamos a ella aun sabiendo que termina.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2024 Planeta
320
978-84-322-4331-8
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.333332
Average: 3.3 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

Con su última novela, Jesús Carrasco ha ganado el Premio Biblioteca Breve de 2024. Relato en primera persona, sacado de la vida del autor y su familia. A lo largo de diez años, ocupan durante algunos periodos (vacaciones, fines de semana....), una casa ruinosa cuyo dueño espera los permisos para la demolición y la edificación de unos apartamentos turísticos en el solar que ocupa. A ellos, se unen otros parientes, amigos y habitantes de la zona, en Andalucía, con los que se va consolidando la relación. Por una parte, nos cuenta los diversos trabajos para adecentar la casa, con las limitaciones de la precariedad señalada. A esto se añaden interesantes reflexiones sobre el trabajo manual, la amistad, el contacto con la naturaleza, la educación de los hijos y otros aspectos de la vida, con muchos momentos divertidos, así como con algunos recuerdos del pasado de los protagonistas. No es fácil escribir sobre lo positivo de la vida, Jesús Carrasco lo consigue. Luis Ramoneda