Emanuela de Dampierre. Memorias.

Recuerdos de la aristócrata italiana doña Emanuela de Dampierre. Estuvo casada con el segundo hijo del Rey Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia. Fue madre de don Alfonso y don Gonzalo Borbón Dampierre, primos del Rey don Juan Carlos, y abuela de don Francisco y don Luis Alfonso Borbón Franco, de los cuales sólo vive éste último. En el momento de redactarse el libro tiene ochenta años y reside en Roma.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2003
341
9788497341417

Va acompañado de los árboles genealógicos de la casa de Borbón y alguna bibliografía al respecto.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

¿Vale la pena un libro en el que sólo se cuentan desgracias? Es el caso de los recuerdos de doña Emanuela de Dampierre contados a la periodista Begoña Aranguren. Aún a riesgo de exagerar diríamos que después del Libro de Job no se ha escrito nada parecido. La aristócrata italiana contrajo matrimonio a los veintiún años con el segundo de los hijos del rey Alfonso XIII, el infante don Jaime. Éste era sordomudo de nacimiento. La boda fue arreglada por las familias, sin intervención de los interesados. La pareja tuvo dos hijos, pero el matrimonio fue un desastre a causa de don Jaime. Finalmente ella le abandonó. El libro podría estudiarse en las facultades de Derecho Canónico como ejemplo de un matrimonio nulo. Doña Emanuela cuenta como no recibió más preparación para la vida matrimonial que dos frases que escuchó de su madre. Fueron las siguientes: "Ahora tu misión es dar gusto a tu marido en todo lo que te pida". Y también: "Si fracasas en tu matrimonio no lo comentes con nadie". Los mejores consejos para dejar a una joven en manos de un enfermo. La protagonista señala como en esas circunstancias perdió toda su autoestima. Los matrimonios fallidos no eran una novedad en la familia. El padre de doña Emanuela había abandonado a la suya siendo ésta todavía una niña. Alfonso XIII y la Reina Victoria vivían separados. Doña Enmanuela casó dos veces con hombres de características similares y fracasó en ambos casos por los mismos motivos. Por último su hijo mayor, don Alfonso de Borbón y Dampierre, fue abandonado por su esposa. Doña Manuela se acusa a sí misma de tonta, por inocente, y lamenta cómo la gente sin escrúpulos abusa de las personas que han sido educadas como ella. El libro cuenta la vida de los Borbones en el exilio en su aspecto más negativo. Es seguro que muchos hubieran deseado que no se hubiera escrito nunca. No obstante la aristócrata reivindica la imagen de sus hijos fallecidos, y la suya propia, lo cual no se le puede reprochar a una madre.