Fausto

Fausto viejo, desengañado incluso de su sabiduría, aguarda a la muerte tras desestimar el suicidio. Paseando recibe la visita de Mefistófeles, que disfrazado de perro, le ofrece un pacto: volverá a ser joven y a enamorarse a cambio de su alma.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
192
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Ignacio SL

Obra dura a veces fantasmagórica, pero de extraordinaria profundidad. Fausto traduce "en el principio era la Palabra" por "en el principio era la Acción": ha dado su alma al diablo. Primero será el amor, pero no encuentra en él la anhelada felicidad. Luego será el poder, hasta que el momento de felicidad en que contempla su obra proyectada en el futuro es castigado con la muerte instantánea, de acuerdo con el famoso pacto. Pero, en alegoría cristiana, la misma mujer a quien él peridó le salva en el momento final.