Frente al espejo de una mujer

Recoge tres "micronovelas"- El jinete con halcón, La historia de la Liga albanesa de Escritores frente al espejo de una mujer y El vuelo de la cigüeña –
El primer relato se centra en un crimen perpetrado por policías comunistas, en un pabellón de caza que el conde Ciano – ministro de asuntos exteriores y yerno de Mussolini - mandó construir en Albania para conspirar y verse con su amante. En la habitación principal del misterioso caserón cuelga una réplica de un inquietante cuadro histórico de Upssala que representa un cazador medieval lleno de misterios y presagios. La historia de la Liga albanesa de Escritores frente al espejo de una mujer, es un relato lleno de resabios irónicos que enfrenta la triste institución del gobierno del tirano comunista Enver Hoxa a un paralelismo con una famosa prostituta vecina a la sede de la Liga. La última narración sabe de las esperanzadoras habladurías que corren entre los escritores sobre el tardío enamoramiento de un famoso poeta – Lagush Poradeci – que a sus ochenta años vive marginado y en el exilio de una pequeña ciudad lacustre en la frontera con Macedonia. ( de Ángel García Prieto )

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2002
150

Título original: Përballë pasqyrës së gruaje. Traducido del albanés por Ramón Sánchez Lizarralde

Valoración CDL
1
Valoración Socios
1
Average: 1 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

1
Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

Los tres relatos o micronovelas tienen en común varios elementos tanto en los recursos literarios de la analogía, la contraposición, los símbolos..; como en la perspectiva histórica y la mirada desde la ironía con un cierto sarcasmo y otro tanto de esperanza. También tienen en común su temática, que enfrenta la tiranía fascista, nazi y comunista, con sus policías de largos tentáculos y sus instituciones fiscalizadoras, a la libertad de la literatura y de los poetas. En el fondo, y como contrapunto de todos las historias, está la mujer, en forma de idealizada amante o prostituta. Muy en la línea de simbolismo e historia reciente que cultiva Kadaré en muchas otras de sus novelas. Aunque en este caso se pueda lamentar que en las dos primeras novelas cortas - escritas en el año 2000– no se contenga en puntuales detalles eróticos explícitos, en los que enarbola prendas íntimas femeninas o saque a relucir el nombre del héroe nacional , Skanderbeg, para dar la marca a unos preservativos... En el tercer relato – firmado en 1986 – sí sabe dejar elegantemente implícitos ese tipo de cuestiones.

( de Ángel García Prieto )