Historia del comienzo

La teoría del big bang, la gran "explosión" que habría originado nuestro mundo, pertenece a la cultura general de nuestra época; pero pocos saben que fue propuesta inicialmente por Georges Lemaitrê, físico y sacerdote católico. Lemaitrê nos ha dejado un ejemplo de honradez intelectual, nos ha abierto el camino para comprender un poco mejor el mundo en el que vivimos: un universo inmensamente grande al que accedemos por el conocimiento de lo extremadamente pequeño, que nos lleva a superar las paradojas de la existencia de un instrante físico inicial, rompiendo con la visión estática del cosmos que se tenía hasta ese momento. Y eso fue posible gracias un sano optimismo que tenía su origen en el Dios misterioso y a la vez real en quien Lemaitrê depositó su fe y al que tendian sus investigaciones científicas.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2010
134
978-84-9920-028

Subtítulo: GEORGES LEMAÎTRE, PADRE DEL BIG BANG

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de JOL

Todos hemos oído hablar del "big bang", la gran explosión que originó el universo, pero pocos saben que esta teoría fue propuesta por el sabio belga Georges Lemaître, que era físico, matemático, ingeniero, buen músico, y sacerdote por encima de todo. No hubo en él choque entre la teología y la física. Viajó por todo el mundo para trabajar con los mejores físicos y astrónomos del siglo XX; se relacionó con Fermi, Heinsenberg, Einstein que reconoció su talento y rectificó incluso algunas ideas propias. Aceptó esa teoría de la primera explosión. Lemaître, a su vez, es uno de los que mejor entendió la teoría de la relatividad einsteniana, como dijo el mismo genio. A este científico al cien por cien debemos buena parte de la concepción actual del universo, aunque suenen más otros nombres. Y sus modelos y previsiones se han cumplido en mayor proporción porque Lemaître siempre estuvo abierto a la mutua relación entre ciencia y fe.

El mérito de esta obra del profesor Riaza es hacer una biografía científica del sabido sacerdote, con brevedad, con buenos gráficos, y con gran capacidad de exposición que se adecúa a los alumnos de secundaria o superior. La precisión y la claridad priman sobre todo, pero también la explicación amena. Entrar en temas difíciles puede ser ameno y riguroso si se hace de la mano de un profesor experimentado. De paso vemos el lado humano de los científicos y en este caso la categoría humana y espiritual del sacerdote belga

Imagen de guileto

Interesante y asequible libro sobre un tema del que es difícil encontrar algo divulgativo de calidad. El autor usa notas del Profesor Lemaitrê para construir una autobiografía que relata los avatares del nacimiento dela Cosmología moderna e medio de prejuicios religiosos y de situaciones sociopolíticas de gran inestabilidad. Además de ayudar a entender básicamente el big bang, el libro muestra la interesante vida de un hombre que sabe moverse en un ambiente intelectual difícil manteniendo su fe y su condición sacerdotal. Está bien escrita y se lee con fluidez sin que sean necesarios grandes conocimientos técnicos. Sorprende el aparcameinto histórico intelectual de esta figura tan importante para la Física Moderna.