La bruja doña Paz

¨Doña Paz había nacido bruja, pero ella no tenía la culpa¨, en un campanario tenebroso, lleno de murciélagos. Las demás brujas intentan que, como ellas, tenga afición a la oscuridad, pero a Paz, desde pequeña le gusta la luz. El ejemplo de Paz incluso convence a su madre, doña Quica, de que ¨es mejor vivir pacíficamente que andar siempre pensando en hacer el mal y asustar a las personas¨. En una de sus correrías, Paz conoce a seis chicos, Lucero y Girasol (amarillos), Chocolate y Jilguero (negros), y Violín y Clavel (blancos). Con ellos, trama un plan para terminar con una guerra.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1981
69
Valoración CDL
3
Valoración Socios
0
Sin votos
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

La buena bruja “Doña Paz”, como su nombre indica, no es como las demás brujas de su campanario: a ella no le gusta salir por las noches a aullar, ni asustar a la gente… Sino que prefiere disfrutar contemplando jugar a los niños de diferentes razas y colores. En cierta ocasión, Doña Paz tuvo la oportunidad de ayudar a un herido de guerra, que trajeron desesperadamente a su campanario en busca de auxilio. La bruja pudo observar, con horror, cómo los hombres se odian y matan por razones banales: así pues, decidió afrontar un plan de acción con sus colaboradores, los niños “de colores”. Se propusieron dejar caer desde el cielo muñecos a la tierra, de manera que cuando los viesen los soldados se acordasen de sus hijos y familia, y se enterneciesen hasta el punto de olvidar el odio. De este modo, juntos lograron aquietar la guerra y concienciarles de la inutilidad de luchar brutalmente por motivos fútiles.

El autor de la presente obra refleja en ella su inquietud por la paz mundial y su hiriente recuerdo de la experiencia de la guerra civil española. Aunque tales afirmaciones no se basan en datos explícitos, parece coherente llegar a esta conclusión al leer su biografía y captar el mensaje pacifista que subyace en todo el cuento. No obstante, considero que es un error considerar que “todo vale igual” (relativismo), como la solución a la guerra y fuente de tolerancia. Quizás se cae algo en esta idea de relativizar todos los comportamientos, como si fuesen equiparables en su bondad. Probablemente sea más adecuado enseñar a mantener el diálogo entre las personas desde la Verdad, pues si no se cree en ninguna verdad segura, tampoco se tendrá por segura la dignidad del hombre y la necesidad de respetarlo (ya que todo es relativo…).

Valores

-Aprecio de la paz y fraternidad entre los hombres.

-Sentido de la dignidad humana.

-Iniciativa ante los principios en los que uno cree, sin dejarse condicionar por falsas opiniones, aunque estén muy generalizadas.

Imagen de emghisleri

La bruja doña Paz hace patente la ¨alegría seria¨y la ¨seriedad alegre¨que caracterizan al autor, y pone de manifiesto que la originalidad no está reñida con la sencillez. Con palabras de doña Paz, a quien desagrada que se compren juguetes bélicos a los niños, Antoniorrobles quiere dejar claro que ¨las guerras, se ganen o se pierdan, no se acaban jamás: los que las pierden se quedan odiando a los vencedores, y ese odio es como una guerra triste y silenciosa¨.(De Luis Daniel González. Guía de Clásicos de la Literatura infantil y juvenil)