La chica nueva

Lo que está hecho no puede deshacerse? En un exclusivo colegio privado suizo, el misterio envuelve la identidad de una niña de cabello negro que llega cada mañana acompañada por una escolta digna de un jefe de estado. Dicen que es hija de un empresario muy rico. En realidad su padre es el todopoderoso Jalid bin Mohamed, el ahora denostado príncipe heredero de Arabia Saudí y otrora aclamado por la comunidad internacional por su promesa de emprender reformas religiosas y sociales. Jalid es ahora objeto de duras críticas por parte de todos los gobiernos debido a su implicación en el asesinato de un periodista disidente. Y cuando su única hija es secuestrada, recurre al único hombre capaz de encontrarla antes de que sea demasiado tarde. Gabriel Allon, el legendario jefe del servicio de inteligencia israelí ha pasado gran parte de su vida persiguiendo a terroristas. Entre ellos, a numerosos yihadistas financiados por Arabia Saudí. El príncipe Jalid se ha comprometido a romper al fin el estrecho vínculo que une a su reino con el Islam radical. Solo por ese motivo, Gabriel le considera un colaborador valioso, pese a que no se fíe de él. Juntos forjarán una alianza precaria en una guerra secreta por el control de Oriente Próximo. La vida de una niña y el trono de Arabia Saudí están en juego. Tanto Allon como Jalid se han creado numerosos enemigos. Y tienen mucho que perder.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
448
978-84-9139-465-5
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de JavierCanals

Las series de novelas con un personaje principal —detective, espía, guardia civil etc.— corren el riesgo de desgastarse con el tiempo y comenzar a moderse la cola, como las pescadillas. Para evitarlo, cada autor tiene sus propios recursos. Fred Vargas va añadiendo elementos culturales o sociales, Lorenzo Silva ambienta a su pareja de picoletos en una situación política y social cambiante, y los hace envejecer, y Daniel Silva sitúa a su espía en jefe Gabriel Allon ante nuevos desafíos, de los que intenta salir ileso a pesar de no dejar una sola oportunidad de salvar al mundo y, más en concreto, al Estado de Israel.
La chica nueva reúne a Allon y a su mentor y antecesor al jefe del servicio antiterrorista israelí —denominado sencillamente, La Oficina— con un nuevo y peligroso aliado, nada menos que un ficticio heredero al trono de Arabia Saudí de nombre Jalid. Su hija, que acude bajo nombre falso a un colegio de élite en Ginebra, es secuestrada por profesionales desconocidos que, a diferencia de otros, no quieren dinero, sino la abdicación del futuro monarca.
En esa desesperada situación, sin la posibilidad de recurrir a los aliados naturales, Jalid se dirige nada menos que al archienemigo de la casa real, al jefe de espías de Israel, con la esperanza que sea capaz de ayudarle. La trama, dura y ágil como de costumbre, va salpicada de incursiones en la política mundial, con citas que no dejan lugar a falsas interpretaciones, y que muestran cómo los protagonistas del gran escenario global también sufren personalmente a consecuencia de las decisiones tomadas.
Como de costumbre, otra excelente novela de este autor.

Imagen de polvorista

Nueva novela de la saga de Gabriel Allon del autor. En este caso es la colaboración del protagonista, jefe del servicio secreto israelí, con el heredero al tono de Arabia Saudí, para liberar a su hija secuestrada.