La desaparición de Josef Mengele

Desde 1949, año en que llegó clandestinamente a Argentina, y hasta su muerte en 1979, Josef Mengele, bajo otros nombres (pero por un tiempo con el suyo), se escondió, o vivió «discretamente», en Argentina, Paraguay y Brasil. Sostenido económica y moralmente por su familia desde Alemania o por oportunos «protectores» filonazis, y protegido por Perón y Stroessner (entre otros), el médico que en Auschwitz cometió atrocidades sinnúmero nunca fue detenido ni juzgado, a pesar de que lo buscaban el Mosad y Simon Wisenthal. Soberbio, vanidoso y convencido hasta el final de haberse sacrificado por Alemania y la humanidad, el llamado Ángel de la Muerte trató de llevar una vida corriente (casarse, tener hijos, trabajar), e incluso regresó en dos ocasiones a Europa, hasta que se convirtió en un claustrofóbico prisionero de sus propias esperanzas. El relato frío, preciso y esclarecedor de sus pasos hasta el fin de sus días, y de todas las complicidades personales y políticas que explican por qué nunca pagó por sus crímenes, dibuja un retrato muy difícil de olvidar.

Interesante relato novelado sobre el doctor Josef Mengele, llamado Ángel de la Muerte de Auschwitz, uno de los criminales nazis más buscados, al que nunca se pudo capturar. Con esta novela, el autor ha obtenido el Premio Reanudot en 2017.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
250
978-84-9066-537

Buena traducción del francés de Javier Albiñana, edición cuidada de la colección Andanzas de Tusquets.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
2.5
Average: 2.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Azafrán

Relato de la vida del doctor Mengele, empeñado en la experimentación con seres humanos (la mayoría judíos, gemelos, enfermos mentales, mujeres embarazadas), utilizados como material de laboratorio del que tomaban muestras sin importar el dolor físico ni por supuesto la muerte. Los horrores del pabellón creado para conseguir la selección de la raza aria, futuro imperio nazi, durante la segunda guerra mundial.

A la caída de los nazis, todos los que habían desempeñado puestos de mando huyeron al extranjero. Muchos de ellos se instalaron en América, en un intento de pasar desapercibidos.

Esta novela relata la crueldad del doctor Mengele, no solo en el desempeño de su vida profesional, sino también, en su vida personal y familiar.

Huido a Argentina, protegido por el régimen de Perón quien pensó en aprovecharse de los conocimientos científicos de los intelectuales alemanes, y amparado por el patrimonio familiar que incluía empresas de maquinaria agrícola, Mengele se estableció en Buenos Aires. Allí desempeñó tareas manuales mal pagadas hasta obtener documentación del país. Pero no le importó practicar abortos bien retribuidos a las hijas de las clases adineradas que vivían aventuras prohibidas.

Cuando el desgobierno de Perón provocó la crisis económica y el final de su vida política como dirigente de Argentina y tras los juicios de Nuremberg en los que se demostró la exterminación sufrida por los judíos, Argentina colabora en la identificación y arresto de los grandes mandos nazis instalados en el país.

Entonces Mengele se instala en Uruguay primero y en Brasil posteriormente.

Su declive psicológico provocado por su soledad y carácter indeseable, así como su declive físico, van haciendo mella en él y le conducen a una situación de angustia y soledad total.

Todos los esfuerzos por localizar a Mengele, realizados por la central de inteligencia de Israel se ven frustrados y Mengele muere en Brasil, olvidados de todos, incluidos sus familiares más próximos.

El relato es contundente. Tiene expresiones duras y situaciones de extrema miseria moral, las que corresponderían a un hombre alejado de cualquier expresión de humanidad. Utiliza un lenguaje de registro soez para referirse a las relaciones sexuales con las mujeres que pasaron por su vida. Quizás la que más le ayudó fue la viuda de su hermano, quien se casó con él para que continuase unido el patrimonio familiar.

Lo más interesante de la novela sea el descubrimiento de las relaciones existentes entre Perón, Argentina y los nazis huidos en instalados en ese país.

Imagen de cattus

El autor se ha documentado bien para escribir de forma novelada sobre las andanzas de Josef Mengele, desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta su fallecimiento en Brasil en 1979, y cómo logró evitar que lo detuvieran, a pesar de haber sido uno de los criminales de guerra más buscados, gracias a los poyos entre sus parientes y de otros nazis tanto desde Alemania como en Argentina, en época peronista, en Paraguay y en Brasil. Como médico, cometió atrocidades ingentes en Auschwitz, eligiendo a los presos para realizar todo tipo de experimentos científicos antes de asesinarlos. A pesar de esto, vivió convencido de haber "servido" a Alemania y al progreso de la humanidad, Un relato estremecedor, muy bien escrito. Leer artículo>>