La hija del tutor

Misterio, drama y romance son algunos de los ingredientes de esta novela que cuenta con una protagonista amante de la lectura.

Emma Smallwood vive con su padre viudo en un pequeño internado para chicos de Devonshire, al suroeste de Inglaterra. Después de la partida de su último alumno, Emma decide acompañar a su padre a la casa de un barón y de sus cuatro hijos, situada en la costa de Cornualles. Pero nada más instalarse y empezar a dar clase a los dos hijos más pequeños, comienzan a ocurrir sucesos misteriosos. ¿Quién toca el piano por la noche? ¿Y quién se cuela en la habitación de Emma, dejándole extraños recuerdos?

Los hijos mayores del barón, Phillip y Henry Weston, se enfrentan a sus propios problemas... y a sus propios secretos. Ambos recuerdan a la señorita Smallwood de los días que pasaron en el internado de su padre, cuando era una muchacha tímida y estudiosa. Pero ahora, uno de los dos se siente inesperadamente atraído hacia ella...

Cuando los sucesos extraños se multipliquen, ¿averiguará Emma en qué hermano debe confiar?

Llena de suspense, La hija del tutor lleva a los lectores a la tormentosa costa de Cornualles, un lugar famoso por sus naufragios y sus supersticiones, donde el peligro acecha, la fe se pone a prueba y el amor espera.

Julie Klassen ama todo lo que tiene que ver con Jane, sobre todo Jane Eyre y Jane Austen. Licenciada en la Universidad de Illinois, Julie trabajó dieciséis años en el mundo editorial. Ahora se dedica exclusivamente a escribir. Ha ganado en tres ocasiones con sus novelas el Premio Christy de Romance Histórico. Julie y su marido tienen dos hijos y viven en Saint Paul, Minnesota.

Más información en: www.julieklassen.com

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
506
9788490615720
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.333332
Average: 3.3 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

3
4
Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de Azafrán

Seguidora de la corriente de novela inglesa de la época victoriana, en la que comportarse con nobleza siempre tiene su premio y lo contrario su castigo, Julie Klassen, escritora actual, sitúa la acción en el extremo suroccidental de Inglaterra, en Cornualles, donde las tormentas y las bravas mareas determinan el desarrollo de la acción.

Como indica su título, la hija del señor Smallwood, Emma, es la protagonista del relato. Su fuerte personalidad se manifiesta en el control de sus sentimientos y en la sensatez de sus razonamientos. Es una joven inteligente que busca en el estudio el conocimiento limitado por una vida de sus recursos económicos escasos: no puede viajar a Italia pero puede buscar en los libros toda la información y las descripciones de sus monumentos y ciudades…

Emma Smallwood no pertenece a la clase social de sus alumnos pero logra despertar el interés y el amor de algunos de los alumnos de su padre.

La sociedad inglesa victoriana es la sociedad del pleno desarrollo industrial del siglo XIX. La exaltación del trabajo y de la honestidad es un distintivo de las clases medias. Y es precisamente la consideración de la laboriosidad y de la honradez como algo sublime, lo que facilita el ascenso social dentro de las medias altas y medias bajas. Emma es considerada y laboriosa en todas las circunstancias de su vida y atenta con todos los que le rodean. Es prudente en las manifestaciones de sus afectos y como consecuencia recibe la admiración y la devoción de los que la rodean, incluido el joven heredero de la familia para la que trabajan.

La trama se desarrolla en la mansión de un barón con cuatro hijos provenientes de dos matrimonios. Todos los personajes que rodean a la familia contribuyen a crear una atmósfera de misterio. La joven Emma intenta comprender su conducta desde los criterios que rigen su propia vida. Algunos personajes tienen, a veces, intereses muy dispares y sus conductas no persiguen la bondad. Como consecuencia, la joven Emma llega a verse en situaciones de peligro vital.

Julie Klassen, la autora, no nació en Inglaterra. Nació en Illinois. Sin embargo, escribe esta y otras novelas siguiendo la estela de la literatura inglesa promovida durante la época victoriana. Ella se postula como seguidora de Jane Austen.

Jane Austen había fallecido en 1817. La reina Victoria I de Inglaterra nació en 1819. Cuando llegó al trono, en 1831, la población era mayoritariamente agrícola y ganadera. A su fallecimiento, en 1901, las clases bajas se habían transformado en mano de obra barata para la mecanización e industrialización. El carbón, la máquina de vapor, el ferrocarril y el barco de vapor habían colocado a la nación inglesa a la cabeza del mundo.

Las guerras que el imperio tuvo que sofocar (Crimea, los cipayos en la india, los Boers en África del Sur, los independentistas irlandeses…) hacían necesaria una estabilidad interior. La promoción de valores morales fuertes y la estabilidad familiar ayudaron a la estabilidad del Imperio Británico. Y Jean Austin se convirtió en una autora muy popular.