La importancia de las cosas

La pacífica existencia de Mario Menkell –un tímido profesor universitario autor de una única y exitosa novela– cambia de golpe cuando tiene que hacerse cargo de los efectos personales de su inquilino, Fernando Montalvo, que acaba de suicidarse. El atribulado Menkell descubrirá que el piso del que es propietario está abarrotado de los objetos más variopintos: una colección de vitolas de puros, un lote de gramolas antiguas, porcelanas, miniaturas, huchas de cerámica, soldados de plomo... Tras el desconcierto inicial, Menkell entenderá que las cosas de Montalvo pueden ser un generoso guiño del destino, que por una vez parece haberse puesto de su parte. Ayudado por Beatriz, la mujer a la que ama en secreto desde hace años, Mario Menkell será capaz de reconstruir la misteriosa existencia de Fernando Montalvo y encontrará así una historia excepcional que puede brindarle la gran oportunidad de su vida.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
300
9788408085645
Valoración CDL
3
Valoración Socios
2.857144
Average: 2.9 (7 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

7 valoraciones

Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de Karli

Historia de un escritor anodino y gris que nunca ha sido feliz. A pesar de Su aparente incapacidad, tiene un verdadero don para la escritura y una capacidad asombrosa para ver la realidad en sí justa medida. Gracias a un desconocido inquilino y a una compañera profesora llegará a salir a la luz la maravillosa persona que se esconde detrás del tímido profesor. Las cosas importan y las personas, más aún.

Imagen de raranega

Como casi siempre, esta escritora es capaz de describir en profundidad cada personaje. En esta novela describe bastante bien el desarrollo de las Universidades privadas. En el hilo de la historia tiene el lector el placer de descubrir sorpresas, cuiando parece que la historis se acaba. Una deliciosa novela

Imagen de AOM

Obra con pretensiones que parece mas un ensayo compositivo que una novela. Las primeras 250 páginas se hacen especialmente dfíciles de leer. En cambio, a parir de ese momento, se desencadena vertiginosamente la acción hasta el final de forma precipitada.
Desde luego, como ejercicio sintáctico, es encomiable y puede que sea un trabajo relevante de cualquier taller o tertulia de escritores, pero creo que no se puede usar dos ritmos diferentes de acción en la misma obra y, caer, como en tantos otros autores de best sellers, en un final atropellado y mucho mas ligero de lo que se esperaba de ella al principio del texto.
Quizá le haya faltado tiempo para una tercera revisión o la editorial haya impuesto un plazo de publicación sacando al mercado una galerada incompleta.

Imagen de enc

Lo he dejado prácticamente en la segunda hoja. Dicen que es un buen libro, pero no me gusta el tipo de prosa que utiliza, parece un poco áspera, poco literaria; pero no os fieis mucho de esta impresión mía.