La memoria del agua

Tras la muerte de su madre, Álvaro de Llano encuentra fortuitamente una carta y una foto que cambiarán su vida. Iniciará una búsqueda incansable en la que sólo podrá ayudarle una anciana, que le hará conocer la antigua leyenda del Balneario de la Isabela olvidada por todos. Construido en el siglo XIX, rápidamente se convirtió en lugar de recreo favorito para la lata burguesía española y europea. Las grandes fiestas, los bailes de etiqueta, el lujo y esplendor propio de los comienzos del siglo XX hicieron de La Isabela el paraíso de muchos, pero todo cambiará tras la muerte de un bañista en la sala de inhalaciones. A partir de ese momento nada volverá a ser igual.
Reconvertido con el paso de los años en un sanatorio psiquiátrico, las paredes del antiguo balneario encerraban numerosos secretos que quedaron sumergidos para siempre en el pantano de Buendía (Guadalajara). Pero ¿qué escondía el sanatorio?, ¿qué experimentos médicos al margen de la ciencia se realizaron durante la guerra civil española?

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
420
84-666-5514-9
Valoración CDL
1
Valoración Socios
1
Average: 1 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de AVAPIES

Aunque ha sido una novela con una campaña de publicidad fuerte (radio y tv), ya que la autora es una periodista en activo y ha trabajado en diversos medios de comunicación de amplia repercusión, tengo que decir que esta novela me ha defraudado, tanto en su factura como en la trama que se ha quedado muy lejos de lo que prometía.
Toda la primera parte está cargada de zafiedad y es un continuo revolver sobre unas relaciones adúlteras y otras entre homosexuales. La segunda parte aunque se aleja de la temática de la primera y quiere retomar lo que quisiera ser el hilo inicial de la novela se queda muy lejos de lo que apuntaba en un principio.
Además en mi opinión está bastante mal escrita y con escasa calidad literaria, pues entre otras cosas, utiliza habitualmente términos de actualidad cuando está relatando hechos que sitúa a principios del siglo pasado.
Personalmento soy de la opinión de que esta es una novela que si no fuera por la repercusión mediática de la autora no habría pasado ni el primer tamiz de cualquier editorial.