La Princesa de Hielo

Tras muchos años de ausencia, la joven escritora Erica vuelve a su pueblo natal, donde ha heredado la casa de sus padres recientemente fallecidos. Erica decide darse un paseo por las calles donde transcurrió los primeros años de su vida, pero tras el aviso de unos vecinos, descubre que su amiga de la infancia, Alex, acaba de suicidarse.

Conmocionada, inicia una investigación y descubre que Alex estaba embarazada. La historia da un nuevo giro cuando la autopsia revela que su amiga no se suicidó sino que fue asesinada. La policía detiene al principal sospechoso, Anders, un artista fracasado que mantenía una relación especial con la víctima.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2007
400
Valoración CDL
3
Valoración Socios
2.75
Average: 2.8 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Está de moda prolongar las novelas innecesariamente. A los autores les complace publicar "libros gruesos" y a los editores les resultan rentables. Los libros se engordan a base de incorporar soliloquios, observaciones y matices psicológicos. La maestra del género negro, Agatha Christie, prevenía contra esta costumbre. Lo propio de la novela de suspense no es su desarrollo literario sino la capacidad del autor para urdir una trama y resolverla sorprendiendo al lector. "La princesa de hielo" se hace larga y cuesta terminarla aunque la trama sea correcta, y es que Camilla Lackberg desarrolla tesis como la importancia del bien parecer cuando se vive en un pueblo pequeño, o se detiene en cuestiones tales como las diferencias sociales, la adopción, el alcoholismo, la pederastia o las mujeres que tienen que sacar adelante solas a sus hijos. Demasiado para una sola novela. Sobre el parecido entre Mankell y Lackberg me parece pequeño. El inspector Wallander, de Mankell, es un personaje característico y muy bien logrado. Lackberg multiplica sus personajes, les hace increíblemente desdichados pero luego no saca todo el jugo que podría de cada uno de ellos. Da mucha importancia a las relaciones interpersonales, algo que no hace Mankell. Por último la autora sitúa la novela en un lugar hermoso, algo que aquel nunca haría sino que pondría el acento en el rigor del clima de Suecia y en las dificultades de la investigación sobre el terreno.

Imagen de AVAPIES

Como indica guileto la ambientación es similar a las de Mankel, aunque me parece que bastante menos pesimista.
En mi opinión mantiene bastante bien la trama de intriga.
Intenta poner de manifiesto los cambios de actitud que se han dado en la sociedad general en las últimas décadas y en las que Suecia también se ha visto afectada.
Soy de la opinión de que a esta novela no perdería en absoluto fuerza ni gancho si la autora no hubiese pagado el tributo a la modernidad al introducir alguna escena de dormitorio aunque no se recrea en ellas, pero de todas las maneras pienso que están de más.
Coincido en que los retratos psicológicos de los personajes están bastante logrados y sobre todos la manera de abordar la violencia domestica, con la sensación de culpabilidad de la víctima.

Imagen de guileto

Novela policiaca de intriga. Está bien desarrollada y mantiene el interés por el desenlace. La ambientación recuerda algo a Mankel: una sociedad desarrollada, fría, decadente, en la que prima el qué dirán por encima de todo y más tratándose de un pueblo en el que todos conocen a todos desde hace generaciones. Los retratos psicológicos de los protagonistas son logrados, no convencionales, pero siempre con un deje de amargura existencial que preside toda la sociedad que presenta. Hay sitio para una historia de amor, pero también parece que esto es algo eventual que puede resultar pasajero. En fin, interesante la novela, duro el ambiente no solo por tratarse de una serie de crímenes y delitos trágicos, sino por la sociedad y los intereses personales que se reflejan.