Las cenizas de Ángela

Frank Mc Court creció en Limerick, República de Irlanda, en medio de una insoportable pobreza consecuencia de tener un padre alcohólico. Con diez y nueve años marcha a Nueva York. Allí, junto con el desempeño de trabajos miserables, comienza los estudios de Lengua y Literatura Inglesa. Éstos le llevarán a alcanzar un puesto de profesor de Instituto y después como profesor universitario de Creación Literaria. La obra está publicada en español en dos volúmenes, que llevan por título "Las cenizas de Ángela" (primera parte) y el poco afortunado de "Lo es" (segunda parte). "Las cenizas de Ángela" recibió en 1997 el Premio Pultzer de autobiografía.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1997
396
2017
416
978-84-16690-69

Colección: Frank Mccourt

Valoración CDL
2
Valoración Socios
2.166668
Average: 2.2 (12 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

12 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Comencemos por decir que se trata de dos libros absolutamente distintos. "Las cenizas de Ángela" se lee una sola vez y basta. "El es" resulta absolutamente animante, con la descripción de su trabajo como profesor en Nueva York. Sobre el anticlericalismo ..., creo que somos conscientes de lo que ha pasado en Irlanda y en otros sitios, y de la decidida respuesta de los Pontífices.

Imagen de Hassan

Espontánea, fresca, llena de humor inocente ante una realidad que, de cuando en cuando , el lector debe hacer un esfuerzo para recordar que es la Irlanda del siglo XX. Un paseo por una Irlanda pobre, gris, hambrienta, fría, muy fría,... vista desde los ojos de quien sobrevive día a día. El estilo es ameno, atractivo, nada pomposo ni rimbombante, sino muy directo y rico. Quien pueda, que la lea en inglés, es una delicia.

Imagen de acabrero

Me pareció sobrecojedor el ambiente de pobreza que describe el autor, pero el libro no me parece en ningún momento aconsejable. Me parece que no tienen mucho sentido los ataques, absurdos, a los sacerdotes católicos. Creo que no tienen más sentido que el desahogo de un anticlerical. Y las narraciones sobre sus problemas sexuales me parecen un tanto grotescos, especialmente la última escena que narra y con la que quiere enlazar con su siguiente libro. Con unos pocos datos autodescribe una personalidad acomplejada y un poco obsesiva. ¿O no estaremos, como en tantos otros casos, ante un añadido de morbo para vender? Desde luego, al final del primer libro está vendiendo el segundo, mostrando lo más bajo de su condición. Es mi opinión. Sé que ha gustado a mucha gente, pero a mí no me parece un libro aconsejable en general.

Imagen de Odradek

La autobiografía de McCourt no sólo se constituyó en un éxito internacional de ventas, sino también en un brutal testimonio de la Irlanda católica de principios de siglo. Su testimonio, contado en primera persona, sería insoportable de leer si McCourt no hubiera conseguido una voz única, un sentido del humor muy particular para reconstruir incluso los momentos más duros.
El tratar de ver este libro como si su temática fuera "hacer quedar mal a la iglesia católica" es como decir que "El Señor de los Anillos" es un libro que promueve las creencias paganas!
La situación política, económica y religiosa de Irlanda es una de las más interesantes y perturbadoras de la historia contemporánea europea.
Las memorias (o debo decir novela) de McCourt debe leerse con la certeza de que se encontrarán momentos entrañables que reconfortan el espíritu.

Imagen de Porto

Estoy totalmente de acuerdo con Angel Cabrero. El libro explota la pobreza que se convierte en puro morbo, y acude a todo lo que puede para dejar mal a la Iglesia Católica, sacando fuera de contexto datos y hechos. El capítulo final del primer libro está escrito en el peor estilo, pero al fin y al cabo es lo que le faltaba para darle a todo el conjunto un caracter mercantilista: sexo

Imagen de cdl

(Enviado por enc) La pobreza que nos describe Frank McCourt, en Irlanda y en sus primeros años delos Estados Unidos, sería insoportable si no estuviera descrita desde la perspectiva de quien ha logrado salir de ella. Frank tiene tres hermanos y un padre alcohólico que abandona Irlanda y a su familia para marchar a Inglaterra. El autor relata con una enorme inocencia y casi sin rencor los esfuerzos que tanto su madre, Ángela, como él mismo tienen que hacer para sobrevivir. Algunos detalles son sórdidos como el entorno en el cual se producen. Frank, un niño todavía, se considera a sí mismo condenado sin remedio por sus pecados. A los diez y nueve años ve cumplido su sueño de marchar a América. En el segundo volumen ("El es") los trabajos que ha de desarrollar Frank para sobrevivir en América alcanzan características cómicas. El milagro se produce gracias a unos estudios universitarios. Sin estudios medios Frank es admitido en la Universidad de Nueva York para cursar Pedagogía. Se especializa en Lengua y Literatura inglesas. De ahí empieza a trabajar como profesor, primero de Instituto y luego de Universidad. Su ilusión es traer a su familia a América, lo cual consigue. Desgraciadamente Frank se enamora de una chica sólo por su aspecto externo; le parece imposible que una joven como élla pueda ser para él. Y llega el fracaso matrimonial. El libro termina cuando devuelve las cenizas de Ángela a su Irlanda natal. La obra destaca por el fondo de inocencia del autor y el humorismo, que le lleva a relatar las circunstancias más extremas como si realmente le hubieran sucedido a otro y no a sí mismo.