Leonardo da Vinci. La biografía

Basándose en las miles de páginas de los cuadernos manuscritos de Leonardo y nuevos descubrimientos sobre su vida y su obra, Walter Isaacson teje una narración que conecta el arte de Da Vinci con sus investigaciones científicas, y nos muestra cómo el genio del hombre más visionario de la historia nació de habilidades que todos poseemos y podemos estimular, tales como la curiosidad incansable, la observación cuidadosa y la imaginación juguetona. Su creatividad, como la de todo gran innovador, resultó de la intersección entre la tecnología y las humanidades. Despellejó y estudió el rostro de numerosos cadáveres, dibujó los músculos que configuran el movimiento de los labios y pintó la sonrisa más enigmática de la historia, la de la Mona Lisa. Exploró las leyes de la óptica, demostró cómo la luz incidía en la córnea y logró producir esa ilusión de profundidad en la "Última Cena".

La habilidad de Leonardo da Vinci para combinar arte y ciencia -esplendorosamente representada en el Hombre de Vitruvio- continúa siendo la regla de oro de la innovación. La apasionante vida de este gran hombre debe recordarnos la importancia de ser imaginativos y pensar de manera diferente. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
584
978-84-9992-833

Traducción de Jordi Ainaud i Escudero

Valoración CDL
3
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Exhaustiva biografía sobre Leonardo da Vinci (1452-1519), genio universal y arquetipo de hombre renacentista. Se trata de una obra muy bien documentada, en la que se utilizan las biografías más antiguas que se conservan sobre Leonardo, y a las que se unen abundantes citas del propio Da Vinci, extraídas de sus variados escritos: actualmente, se conservan más de 7.200 páginas de notas y dibujos suyos, aunque están fragmentadas y repartidas por todo el mundo en diversas colecciones. De hecho, siempre fueron famosos sus cuadernos que llevaba siempre consigo para anotar todo tipo de detalles sobre sus observaciones por las calles: como artista, como ingeniero o como empresario de la corte, siempre hace gala de su fascinación por el mundo exterior.

Ingeniero, científico, pintor, escultor, son célebres sus estudios innovadores sobre anatomía, botánica, óptica, geología, ingeniería, armamento, etc. La capacidad para combinar arte y ciencia, y la conexión entre las diferentes disciplinas pueden ser la clave de la innovación y de la imaginación de este artista genial: “El deseo de maravillarnos ante el mundo puede enriquecer cada instante de nuestras vidas” (p. 19). Su enorme curiosidad y su capacidad de observación, siempre llena de asombro, le llevaron a contemplar todo tipo de fenómenos durante años: su deseo de relacionar y constatar la teoría con la práctica hacía que pasara mucho tiempo  hasta que daba por terminada una obra o llegaba a escribir un tratado sobre el tema, por ejemplo, para el “Códice sobre su vuelo” observó durante veinte años el vuelo de las aves, o se dedicó a pintar la “Mona Lisa” durante más de dieciséis años.

Con respecto a la obra que nos ocupa, el autor demuestra tener multitud de datos y conocimientos sobre Leonardo (igual que ha mostrado con las biografías de otros personajes de la Historia como Einstein y Steve Jobs). Así, resulta muy interesante la minuciosidad y el detalle con que el biógrafo habla de las obras pictóricas de Leonardo y el estudio que desarrolla de cada una de ellas, teniendo en cuenta la experimentación con la luz, con la perspectiva y con el movimiento: en todas ellas narra “los movimientos del alma”.  Así, se pueden encontrar explicaciones exhaustivas de “La dama del armiño”, “La Virgen de las rocas”, “La Última Cena”, “La Mona Lisa” y un largo etcétera (se incluyen fotografías de las obras, bocetos, dibujos, apuntes personales, etc.). Sin embargo, en conjunto, esta obra resulta excesivamente larga y compleja de leer, tanto por los tecnicismos utilizados en las diversas disciplinas, como por las explicaciones prolijas en torno a la vida del artista, en las que el biógrafo se empeña en demostrar que Leonardo era simplemente un hombre destacando sus aspectos más humanos (hijo ilegítimo, homosexual, autodidacta, zurdo, inconformista…).