Líbranos del bien

Decimosexto caso protagonizado por el cominsario Brunetti. Tres hombres, entre ellos un carabiniere, irrumpen en el apartamento de un pediatra en plena noche, lo atacan y se llevan a su hijo de dieciocho meses. ¿Qué ha motivado un ataque tan violento por parte de las fuerzas del orden? Cuando el comisario Brunetti es convocado al hospital en que ingresa la víctima del cruel asalto, deberá enfrentarse a más preguntas que respuestas. Al mismo tiempo, el inspector Viaenllo descubre una estafa que implica a los farmacéuticos y médicos de Venecia. Y tras la estafa... algo más que dinero.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2007
312
9788432228117

Título original: Suffer The Little Children. Traducción: Ana María de la Fuente.

Valoración CDL
2
Valoración Socios
1.75
Average: 1.8 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Ran

Tenemos ante nosotros una obra mediocre. ¿Pretende ser una novela de tesis? Se plantea un conjunto de temas de actualidad sin profundizar lo más mínimo, dándoles una solución superficial, esgrimiendo unos principios acordes con una cultura “Light” donde imperan los tópicos de lo “políticamente correcto”, que sólo aporta confusión.

Además, presenta al “bien” de una manera caricaturesca que nada tiene que ver con una postura centrada, mínimamente acorde con una noción real de bien. Para completar el cuadro, no deja de dar un toque sensual cada vez que presenta a una mujer, que podría perfectamente haber omitido pues no aporta nada a su caracterización.

El “tempos” de la obra es lento, cansino, incluso tedioso; los diálogos, carentes de chispa, no tiemen la frescura de lo natural, y conducen a una visión pobre de los personajes; y la narrativa, cuando describe paisajes y el entorno donde se desenvuelve la acción, no están conseguidos.

En fin, como he señalado, se trata de una obra mediocre que no tiene nada que aportar si no es más que confusión a quienes la aborden sin un mínimo de espíritu crítico.

Imagen de wonderland

En Venecia, tres hombres, entre ellos un carabiniere, irrumpen en el apartamento de un pediatra en plena noche, lo atacan y se llevan a su hijo de dieciocho meses. ¿Qué ha motivado un ataque tan violento por parte de las fuerzas del orden?
Cuando el comisario Brunetti es convocado al hospital en que ingresa la víctima del cruel asalto, deberá enfrentarse a más preguntas que respuestas. Sl mismo tiempo, el inspector Viaenllo descubre una estafa que implica a los farmacéuticos y médicos de Venecia. Y tras la estafa... algo más que dinero. Líbranos del bien, el decimosexto caso protagonizado por el comisario Brunetti, el más negro y el primero sin crimen, urde dos tramas paralelas en torno a tráfico ilegal de menores para la adopción y a un dilema médico.
Con el ingenio y la lucidez habitual en ella, Donna Leon demuestra que el camino del Infierno puede estar sembrado de buenas intenciones. Como es habitual en la serie, la acción se desarrolla con gran agilidad y capta la atención desde la primera página.