Mal de escuela

Mal de escuela aborda la cuestión de la escuela y la educación desde un punto de vista insólito, el de los malos alumnos. Daniel Pennac, prestigioso escritor francés y un pésimo estudiante en su época, estudia esta figura del folklore popular otorgándole la nobleza que se merece y restituyéndole la carga de angustia y dolor que inevitablemente lo acompaña. Pennac mezcla así recuerdos autobiográficos y sus reflexiones acerca de la pedagogía y las disfunciones de la institución escolar, sobre el dolor de ser un mal estudiante y la sed de aprendizaje, sobre el sentimiento de exclusión y el amor a la enseñanza. Con humor y ternura, análisis críticos y fórmulas efectivas, ofrece una brillante y sabrosa lección de inteligencia. Mal de escuela es la historia de una metamorfosis. De cómo un mal alumno llega a ser profesor y más adelante un escritor reconocido.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2008
253
978-84-397-2129-1
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.333332
Average: 3.3 (9 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

9 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de carricero

Me parece fabuloso y altamente recomendable para todos los que se dediquen a la docencia.
He disfrutado mucho.

Imagen de mgarregui

¿Alguno de ustedes fue alguna vez un zoquete en las aulas? Yo sí. ¿O alguno de ustedes de los que se dedican a la enseñanza se han encontrado con algún zoquete recalcitrante en las aulas? Yo también. Es un libro para muchos tipos de personas, pero sobre todo para los que estén a punto de tirar la toalla con algún alumno... o consigo mismos. Está escrito en primera persona, no es una novela, es una autobiografía escolar y profesional de un mal alumno y un estupendo profesor, que salió adelante como alumno porque tuvo dos o tres estupendos profesores a su lado en algún momento. Sinceramente, a mí me pasó. En el instituto. Y lo que se revive leyendo el libro es fantástico. Y me pasó el tener zoquetes en un aula. Y algunos logré que quisieran salir adelante (ahora lo llamamos motivar), a otros no; y también es fantástico revivir eso cuando lo lees.
Una frase para resumir el libro: es de cobardes tirar la toalla.

Imagen de enc

"Mal de escuela" es el homenaje de un profesor a aquellos alumnos a los que denomina zoquetes y a los profesores capaces de sacarles adelante, de proporcionarles autoestima y gusto por el aprendizaje. El zoquete –de los cuales el autor se pone como ejemplo durante su infancia- vive en un perpetuo sobresalto. Para él la escuela es territorio enemigo. Su imaginación es prolífica para inventar excusas y los problemas que sus compañeros encaran con facilidad a él le producen estupor. Su inteligencia se niega a extraer los conceptos y su memoria a almacenar los datos. Sus compañeros se apartan de él no sea que al final la enfermedad resulte contagiosa."Mal de escuela" plantea un principio conocido pero habitualmente olvidado: que no todos los alumnos maduran al mismo tiempo y que no es justo compararlos entre sí en esas circunstancias. El zoquete es considerado también un holgazán. La culpabilización o autoculpabilización, que son lo mismo, privan al alumno de su autoestima y le causan heridas que quedarán ahí para siempre. Quizás un día encuentre un profesor que no le pregunte por sus antecedentes sino por él mismo y entonces podrá salvarse como estudiante y como persona. El autor distingue entre los "alumnos golosina", de mente despierta y ansia de saber, y los auténticos alumnos, a los que hay que proporcionar no sólo los conocimientos sino también el interés por adquirirlos. El atractivo del libro está en el sentido del humor –inevitable ya que el propio autor se pone como paradigma del zoquete-, el sentido común y en el hecho de nos podamos sentir identificados con esa figura entrañable y desdichada.