Me quedo aquí

Cuando la guerra llega a la puerta de casa o se produce una inundación, la población huye. Al menos, eso es lo que hace la mayoría de la gente, pero no Trina, una mujer fuerte y obstinada. Las palabras son la única arma de esta maestra decidida; palabras elegidas con cuidado para escribir a su hija desaparecida, con la esperanza de que un día vuelva; palabras que cuentan el destino de una familia en tiempos convulsos; palabras para expresar la fidelidad a los ideales de juventud y a la resistencia.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2019
240
978-84-17128-91
Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de acabrero

Es una historia un tanto dramática, según como se mire. La desaparición de dos pueblos a causa de la construcción de un pantano. Historia que empieza antes de la guerra, cuando los italianos empiezan a introducirse en el Tirol y los habitantes, que se sienten austriacos y hablan alemán, se encuentran perseguidos por los fascistas italianos. Luego la guerra y luego, cuando ya hay paz, el proyecto del pantano avanza. La narradora, esposa del activista más persistente, va contando todas las luchas. Es una historia previsible, pues la importancia de un pantano para el país es más importante que dos aldeítas. Pero el autor, que piensa y siente como un europeo de ahora, escéptico y arrastrado por las ideologías de moda, mete con calzador una tendencia lesbiana en la protagonista, madre de familia y muy unida a su marido. En fin, el tributo al desorden de género, necesario para ganar algún premio. Y pone por medio a los curas y a Dios y las oraciones para terminar diciendo que eso no sirvió para nada. Su contribución al escepticismo obligado. Solo se puede decir de esta novela que está bien escrita. Leer artículo >>