Morir en el intento

Un paseo sin rumbo por las calles de Chicago. Tras un simple gesto de ayuda a una joven con una muleta, de repente, Jack Reacher se encuentra con una pistola que le apunta al estómago. Encerrado en una furgoneta con la misteriosa desconocida, Reacher no sabe por qué los han secuestrado ni adónde los llevan, pero de algo sí que está seguro: deberá hacer uso de todo su coraje y astucia si, contra todo pronóstico, quiere sobrevivir.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
528
978-84-9056-677
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de JavierCanals

Esta novela de Lee Child es la segunda de la serie publicada por el autor en torno a Jack Reacher, ex-policía militar, experto en armas, en lucha y en táctica de combate y, en el fondo, una buena persona. Los argumentos son bastante originales, y se centran en la figura de este singular caballero andante que anda desfaciendo entuertos por la geografía estadounidense. El autor no da muchos detalles de Reacher. Sabemos que su madre es francesa, que fue un héroe militar en varias de las guerras en que los Estados Unidos se vieron involucrados en torno al cambio de milenio, y que se juega la vida incluso cuando no está obligado, siempre que haya que combatir a un mago o un gigante o salvar a una princesa o, a falta de ambos, a una agente del FBI.
De eso va esta novela. Holly Johnson es agente del FBI, en la delegación de Chicago. Lesionada en su rodilla jugando al fútbol, o más bien habría que decir soccer, acude a la tintorería a la que suele llevar su ropa los lunes a mediodía. La muleta y la ropa la hacen trastabillar a la salida del establecimiento, pero por suerte pasa por ahí Jack Reacher, que le echa una mano, justo en el momento en que tres personajes la secuestran y se llevan de paso también a Reacher. A partir de ahí empieza la descripción de los peligros en que se ven envueltos, y en cómo se desenvuelven. En la trama aparece un movimiento seudo-patriótico con rasgos neonazis en su versión estadounidense, con un líder carismático al que sigue una centena de descerebrados.
En comparación con las entregas más recientes, como «Mañana no estás», esta novela tiene todavía algunos rasgos de principiante. Tampoco son de esperar grandes argumentos filosóficos ni más valores que uno más bien básico: en el mundo hay buenos, y malos. En líneas generales, estas narraciones de Child me parecen adecuadas para leer de «relleno» entre otras obras de más entidad o calidad literaria. No tienen sorpresas desagradables y enganchan justo lo suficiente, por ejemplo, para una temporada de descanso o de confinamiento.

Imagen de polvorista

Se publica en castellano uno de los primeros episodios del personaje de Lee Child, Jack Reacher. En esta ocasión, cuenta como paseando por Chicago, al ayudar a una joven con muleta a llevar unos bultos es secuestrado con ella. A partir de ahí es el Reacher conocido, frio, calculador y eficaz. Salvo un detalle sensual casi al final, no desdice y como siempre con un final algo exagerado pero adictivo a los amantes del género.