Primavera con una esquina rota

Testimonio de una sociedad fracturada por la represión, que intenta hacer un puente entre dos realidades, el Uruguay bajo la dictadura y el Uruguay del exilio, que constituyen una misma realidad y un solo país.

Más allá de los acontecimientos políticos, la novela se centra en la profunda conmoción que éstos provocan en las relaciones humanas de los individuos que los sufren. 

Intenta transmitir al lector un mensaje de esperanza: la primavera, aunque mutilada, relevará por fin a un invierno que se anunciaba inacabable.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1999
224
2015
224
978-84-9062-676-4

Original de 1982.

Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Como consecuencia de la consolidación en Cuba de un régimen comunista, de la aparición en Sudamérica de gupos guerrilleros -recuérdese  al Che Guevara-, y, sobre todo, de su derrota en la guerra del Vietnam, los Estados Unidos facilitaron gobiernos militares de derechas en el Cono Sur americano. Uruguay fue uno de los primeros en sufrirlo. Las consecuencias fueron ejecuciones sumarias, desapariciones, torturas, prisión y una oleada de exiliados. Benedetti pasó por Argentina y Cuba para terminar en España.

El autor narra la historia de un grupo de amigos de clase media, víctimas de la represión. El personaje central, Santiago, se encuentra en la cárcel y su padre, esposa e hija fuera del país. El director del penal en el que se encuentra Santiago dirá: "No nos atrevimos a liquidarlos a todos cuando tuvimos oportunidad y en el futuro tendremos que soltarlos" (pág.88). La novela se compone de escenas breves, anécdotas y reflexiones de cada uno de los personajes. Mario Benedetti aparece con su propio nombre en alguno de ellos, pero podemos adivinar que la mayor parte son autobiográficos. 

Hay una izquierda intelectual y burguesa y una izquierda proletaria u obrera que presta su justificación al conjunto. Santiago, en su prisión, reconoce que los obreros se adaptan mejor a cualquier circustancia y se pregunta "qué diferencia hay entre mi conciencia de clase y la conciencia de clase de un proleta[rio]" (pág.194). Recuerda como su esposa y él, durante sus vacaciones, se ponían tristes al caer el día pensando en aquellos que carecían de todo, pero que el sol de la mañana disipaba su tristeza (págs.100 y 101).

Hay novelas que son para entender y otras para sentir; Primavera con una esquina rota pertenece al segundo grupo. Aunque lamentemos esa izquierda superficial y burguesa, no quiere decir que no podamos empatizar con su dolor en algunas circustancias. El título de la novela hace referencia a la esperanza que invade a Santiago cuando es liberado y puede salir del país -la Primavera- y la esquina rota simboliza las dificultades personales que ahora tendrá que afrontar fuera de su país. Y es que el núcleo de la novela está en la dureza del exilio.

Cuando llegó a la Presidencia de los Estados Unidos Jimmy Carter, entre 1977 y 1981, decidido a promover los derechos humanos en la política exterior de su país, los militares uruguayos pusieron fin a su cruel experimento. Benedetti recuerda el plebiscito celebrado en su país el 30 de noviembre de 1980, por el que el pueblo puso fin a la dictadura militar.

El atractivo de la novela radica en su formato: escenas vividas por los distintos personajes, capaces entre todos de dibujar una situación y una época. El lenguaje uruguayo que utilizan despierta también nuestra simpatía. Es bueno conocer lo que pasó en un momento de la historia a fin de no repetirla. Para lectores interesados en esta temática.