Recuerdos de un jardinero inglés

Si un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo, éste hace realidad como ningún otro ese proverbio árabe, pues recrea la historia de uno armonioso y encantador, un verdadero vergel: narcisos, orquídeas, y dalias brotan de sus páginas, cultivadas con mano maestra por el inefable Herbert Pinnegar, responsable del jardín de la mansión de los Charteris. Con Pinnegar aprendemos que la paciencia, la tenacidad y la gratitud son virtudes necesarias para quien está expuesto al rigor de las estaciones y a los esplendores fugaces, ¿acaso no querríamos un mundo en el que todos lleváramos un jardinero dentro? Publicado en 1950, la idea del jardín supondrá el contrapunto en una sociedad que acaba de superar una guerra: un lugar de ensueño, una metáfora de la buena vida y una promesa de felicidad.

La obra más destacada de Reginald Arkell, autor inglés, destacado por el tono humorístico de sus obras. Se publicó en 1950 y se traduce ahora al castellano.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
223
978-84-18264-71-9

Buena edición, en rústica, traducción muy cuidada de Ángeles de los Santos.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Marzo, 2021

Comentarios

Imagen de acabrero

Los Recuerdos de un jardinero inglés son ciertamente deliciosos. Estamos ante una historia situada entre siglo XIX y siglo XX, con dos guerras mundiales por medio, pero que se desarrolla en una mansión inglesa con un gran jardín. Sobre todo, hay un personaje encantador, el jardinero, del que se cuenta su vida, desde niño hasta ya muy mayor, y todo en un libro breve, de poco más de 200 páginas, que se lee con gran interés y gusto, porque es una historia amable, con buen humor y muy bien escrita. Al tratarse de un jardinero y hablarse mucho de flores y árboles, al principio pensé que no me iba a interesar, porque de eso no sé nada. Pero no hay problema; aunque se describan jardines y parterres con frecuencia, no se pierde en ningún momento el hijo de la historia, que resulta simpática y atrayente. Se lee con sumo gusto.

Imagen de cattus

Narración de muy grata lectura, que gustará especialmente a todos los amantes de la jardinería y de la horticultura, pero no solo a ellos. Bert Pinnegar, el "Viejo Yerbas",  recuerda su vida de jardinero en una mansión inglesa, desde los comienzos hasta el final, cuando ya solo atiende un invernadero del lugar y son otros los dueños de la finca. Su vida ha sido la jardinería, una historia de pasión por el trabajo bien hecho, de superación, llena de toques de humor, pero también sobre las relaciones entre dueños y empleados, sobre las rivalidades entre los jardineros, etc., y sobre los cambios generacionales... Prosa de calidad, con una buena traducción de Ángeles de los Santos. Un clásico de la literatura inglesa del siglo pasado. Luis Ramoneda