Reiniciados 1: Sin memoria

Kyla ha sido «reiniciada»: le han borrado la memoria y sus recuerdos se han perdido para siempre. Han hecho de ella una persona nueva, supuestamente porque era un elemento criminal y el Gobierno pretende darle así una segunda oportunidad. Pero un día empieza a recordar ecos del pasado, y Kyla descubre que nada es lo que parece —ni siquiera ella misma— y que alguien miente. ¿En quién podrá confiar para alcanzar la verdad? Llega la primera parte de una trilogía distópica que puede ser escalofriantemente real.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2014
448
978-84-696-0151
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de polvorista

Kyla ha sido «reiniciada»: le han borrado la memoria y sus recuerdos se han perdido para siempre. Han hecho de ella una persona nueva, supuestamente porque era una terrorista y el Gobierno pretende darle así una segunda oportunidad.

Pero un día empieza a recordar ecos del pasado, y Kyla descubre que nada es lo que parece —ni siquiera ella misma— y que alguien miente. ¿En quién podrá confiar para alcanzar la verdad? Llega la primera parte de una trilogía distópica que puede ser escalofriantemente real.

 

Desde hace pocos años han surgido una serie de novelas juveniles que se han denominado distópicas y que ya se consideran un subgénero de las novelas de ciencia-ficción. Sus antecedentes son de finales del S. XIX, pero se pusieron de moda en el S. XX con “Un mundo feliz” de Huxley  y “1984” de Orwell. Actualmente, con el éxito cinematográfico de “Los juegos del hambre” basada en la trilogía de Suzanne Collins, otras muchas trilogías se han puesto de moda y atraen a los jóvenes: Divergente, Insurgente y Leal, o la trilogía del Corredor del laberinto de James Dashner, etc.

Como se lee en diversos foros y escribe Luis Daniel González: El relato distópico nos presenta una hipotética sociedad futura donde, ya sea por la deshumanización de la misma, un gobierno totalitario o el control intrusivo que la tecnología ejerce sobre el día al día, el individualismo se degrada en términos absolutos en favor del pensamiento único y de una sociedad unitaria.

 En definitiva, un mundo de pesadilla donde nadie debe saltarse las reglas o corre el riesgo de ser aniquilado. Por ello se afirma que la distopía es lo opuesto a la utopía, la sociedad ideal donde todo funciona a las mil maravillas.

Resulta curioso que ante planteamientos realmente interesantes, al querer alargar la narración, se acaba cayendo en la pura acción y se pierde fuerza en la tesis, en definitiva, se van deslavazando y perdiendo calidad, tanto en la trama como en la profundidad de los personajes

He leído los dos primeros libros de una trilogía distópica actual: Reiniciados 1: Sin memoria y Reiniciados 2: Sin salida, de Teri Terry. Aún falta que traduzcan la tercera al castellano.

He de reconocer que me han sorprendido gratamente tanto por el planteamiento como por los personajes. Querer imponer un comportamiento nuevo a jóvenes menores de 16 años que han tenido una vida agresiva y delictiva, borrándoles la memoria y controlándonos en una nueva familia con un sistema médico y tecnológico es interesante. Luego se van descubriendo más cosas. Los personajes principales aportan rasgos y caracteres ricos y las respuestas a los acontecimientos de la vida son interesantes.