Ru

Primer libro de la autora, vietnamita de orígenes chinos, donde recrea sus recuerdos desde su feliz infancia, en el seno de una extensa familia que pronto se dividiría en dos bloques: los afines al comunismo y los proamericanos, entre los que se encuentra la protagonista. La vida de Ru transcurre sin incidencias hasta que estalla la guerra de Vietnam y los comunistas entran en Saigón. Siendo niña tiene que huir con su familia en un horripilante viaje hasta que son alojados en un campo de refugiados malayo. Tras muchas penalidades logran instalarse en Canadá.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2010
145
978-84-204-0631-2
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 
Libro del mes: 
Febrero, 2011

Comentarios

Imagen de amd

Escrita con aparente sencillez, se trata de una narración en primera persona, que parece fluir de forma sencilla, incluso inocente, como disimulando el dramatismo, pero que realmente está cargada de ironía, puesto que el lector es consciente de la gravedad de los hechos, de la atrocidad y la humillación que sufren los personajes. Asistimos a una especie de doble juego a lo largo de toda la obra que se produce en diferentes ámbitos: así, se mezcla el estruendo de los fuegos artificiales con el ruido de las bombas durante la guerra; mientras que la ansiada paz es mucho más dura que la propia guerra. La familia “deseada” y admirada, la del tío Dos (donde el padre es el rey y sus hijas las princesas), se resquebraja con el paso del tiempo porque carece de auténticos principios; sin embargo, sus padres (especialmente, la madre férrea y autoritaria) han sabido educar a sus hijos, mediante el trabajo y el esfuerzo, para que puedan superar los obstáculos que encontrarán en el exilio.
Según la propia autora, “la escritura de este texto fue un ejercicio muy delicado. Era como hacer un bordado. El equilibrio es delicado párrafo a párrafo. Tenía que ser simple, pero no simplista”. Con un estilo medido, cuidado y preciosista, evoca de forma desordenada momentos de su vida, y elige solo unos cuantos escenarios de entre los muchos posibles: a veces, entrañables y enternecedores; y otras, atroces y desgarradores. En definitiva, un punto de vista muy personal que nos acerca al mundo oriental, a sus tradiciones, a los horrores de la posguerra, y especialmente a la figura de la mujer, sus proyectos, sus deseos, que a menudo chocan inevitablemente con la realidad.

Imagen de acabrero

Bella y amena narración autobiográfica de una emigrante vietnamita. En breves flashes desordenados, la autora consigue adentrarnos en un mundo bastante desconocido para la mayoría de los occidentales. La huida de Vietnam, pasando por un campo de refugiados en Malasia hasta terminar felizmente en Canadá, el conjunto de sucesos, personajes y recuerdos forma un mosaico enternecedor. Detalles que hacen sonreír al lector, detalles que hacen estremecer y pensar hasta que punto algunas personas son capaces de sufrir. Quizá, sobre todo, el lector queda con la impresión de la diferencia de civilizaciones, de culturas y, en consecuencia, cómo es posible a las personas adecuarse a las situaciones tan inverosímiles, tan distintas a las de su infancia. Algunos detalles de sensualidad, bastante lógicos en la narración, es decir, no gratuitos, no hacen recomendable el libro a los más jóvenes.