Si vuelve el invierno

Una joven maldita, un dios solitario y un pacto que los unirá para siempre.

Los dioses otorgaron a Pheyre el don de mantener la primavera. Gracias a ella, el Reino lleva diecisiete años sin inviernos. Pero todo tiene un precio... Y con cada flor que nace, Pheyre se vuelve un poco más frágil.

Cuando la vida de Pheyre empieza a apagarse, Haran, el dios de la Muerte, le ofrece una solución: podrá liberarla del dolor si a cambio se casa con él.

Pheyre siempre creyó que el mayor demonio contra el que tenía que luchar estaba dentro de ella. Pero, cuando la verdad acerca de su vida y su pasado se tambalea, la joven descubre el riesgo que supone dejar su vida en manos de los dioses.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
407
9788424670306

Ilustrado por Patricia Esteban

Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Novela juvenil inspirada en el mito de Perséfone y Hades. Ambientada en un tiempo remoto, la protagonista es Pheyre, una joven que ha logrado llevar la eterna primavera a la Aldea en la que vive. Desde su nacimiento, hace ya diecisiete años, la Aldea ha prosperado por encima de las demás del Reino, las cosechas son cada vez más abundantes y los niños crecen fuertes y sanos. Pheyre y su hermana melliza Amara viven con su madre Demia en una casa en mitad del bosque. La gente de los alrededores las llama brujas y malditas por su pasado, sus pócimas y las gemas que trabajan en el taller del bosque. Pero gracias a Phey, han pasado diecisiete años sin invierno, aunque ella se ha ido marchitando cada vez un poco más y cada día está más débil, ni siquiera los granates de su madre, que antes le daban energía, consiguen devolverle la vitalidad.

Entonces, Phey pone todas sus esperanzas en Haran, que vive en el Subreino: solo él puede librarla del dolor pero siempre que habite con él en el reino de los muertos. Ambos deciden contraer matrimonio, pero el día de la boda Haran la secuestra y le impide volver junto a su madre y a su hermana desde el mundo subterráneo. A partir de ese momento, la trama se complica y se sucede la aparición de nuevos personajes, misteriosos, a veces terribles, cuya filiación y actuación no queda en ocasiones demasiado clara. Con todo ello, el halo de misterio que envuelve la narración se acentúa y se agrava, ya no se trata solo del extraño nacimiento de las mellizas y de la ausencia del padre, sino que también se cuestiona el origen de los dioses y la leyenda de Kronos, la pervivencia de estos en la línea del tiempo, sus luchas, sus enfrentamientos y sus momentos más oscuros. De esta forma, se van llenando páginas y páginas en las que se pierde el hilo narrativo y la estructura básica del argumento. Aunque en la obra se tratan temas importantes como el dolor, la soledad y la muerte, el planteamiento es complejo y no resulta recomendable para todo tipo de lectores.