Tania Val de Lumbre

Tania es pelirroja y tiene los rizos de un león. Se apellida Val de Lumbre como el lugar en el que vive, un pequeño y remoto valle. Las dos cosas que más le gusta hacer son, por este orden: deslizarse en trineo por Cerro Chico, la pendiente más empinada de la montaña al grito de «velocidad y autoestima», intentando hacer un salto mortal con los esquís aunque a veces acabe en el rosal de Sally; y enfadando al malvado Klaus Hagen que odia los niños.

Y lo segundo que más le gusta es estar con su adorado Gunnvald, que aunque tiene setenta y cuatro años es su mejor amigo. La verdad es que en el pueblo no hay mucho niños, pero aunque los hubiera él seguiría siendo su preferido. Cuando Gunnvald tiene que ir al hospital, a Tania le van a ocurrir muchas cosas, algunas divertidas y otras no tanto.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
238
978-84-16440-85-6

Ilustraciones de Zuzanna Celej

Traducción de Cristina Gómez-Baggethun
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Novela juvenil sobre las aventuras de Tania y los habitantes de Val de Lumbre, un pequeño pueblo de Noruega. Ambientada en la época actual, la acción se desarrolla en Val de Lumbre, situado en un valle entre montañas, cruzado por el río del mismo nombre y cerca de un fiordo noruego que comunica el pueblo con la ciudad. La protagonista es Tania que está a punto de cumplir diez años: pelirroja, de carácter vivo, es un terremoto y la única niña del pueblo. Allí vive con sus padres en una granja, canta, esquía, da saltos mortales y conduce con temeridad trineos con volante, que son la última creación de su amigo Gunnvald. A pesar de tener 74 años y ser un viejo gruñón, es su mejor amigo y también su padrino, con el que comparte sus aventuras más divertidas.

La acción comienza en el mes de febrero, durante las vacaciones de invierno, y la trama, dividida en capítulos breves presentados con títulos significativos, está estructurada en tres partes. En la primera, se narran las historias de la familia de Tania (de sus abuelos, de sus tías Eir e Idun), de los habitantes del valle y divertidas anécdotas de la vida cotidiana. En la segunda parte, titulada Heidi, se descubre un gran secreto de la vida de Gunnvald, que se va correlacionando con el famoso libro infantil de la escritora suiza Johanna Spyri, publicado en 1880. Por último, en la tercera parte, se van resolviendo todos los conflictos, aunque en la obra se puede percibir un final abierto para continuar con próximas aventuras.

Con un estilo ameno, sencillo y con abundantes diálogos, la autora Maria Parr presenta una novela entretenida y divertida, en la que narra las aventuras y peripecias propias de una niña, pero también profundiza en temas difíciles e interesantes para los adultos como los conflictos familiares, la fidelidad, el amor filial, el cuidado de las personas mayores y de los hijos, la amistad, la generosidad y el perdón. El libro se completa con las ilustraciones de Zuzanna Celej, preciosas acuarelas de colores suaves, sencillas y divertidas para comprender mejor el hilo argumental con la representación de acciones y personajes.