Una mochila para el universo

¿Cuánto debe durar un abrazo? ¿De qué sirve llorar? ¿Qué podemos hacer para cambiar nuestra suerte? ¿Tiene algún propósito el enamoramiento? ¿Por qué es tan inevitable el desamor? Etc...

Un libro de Preguntas y Respuestas relacionadas con la afectividad y las emociones en la vida diaria. Son respuestas que ordinariamente nos dan la vida, el ambiente o la educación, pero no siempre o no a todas las personas, y entonces intervienen un psicólogo o psicóloga.

Está dividido en siete capítulos con los siguientes contenidos: 1. Claves para navegar por los afectos humanos. 2. Cómo comprender los mecanismos que nos mueven. 3. Recursos para mejorar la diversidad y la empatía. 4. Estrategias para comunicarnos sin rodeos con los demás. 5. Apuestas por el bienestar emocional y físico. 6. Cómo ser creativo, cambiar tu suerte y cumplir tus metas. 7. Códigos para descifrar y transformar tu vida.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2019
315
84-233-4672-1

Subtítulo: 21 rutas para vivir con nuestras emociones. Original de 2012.

Valoración CDL
0
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Continuando con lo que se indica en la sinopsis, cada capítulo del libro se divide en tres Rutas; cada Ruta en varios apartados y cada apartado contiene un número variable de preguntas. Por ejemplo, la primera Ruta se titula ¿Cuánto amor necesitamos?; su primer apartado lleva como título Un abrazo de seis segundos y contiene preguntas tales como ¿Cómo puedo saber cuándo logro conectar realmente con los demás? ¿Qué sentidos importan más para conectar con los demás? y así hasta diez preguntas. En consecuencia el libro tiene, por lo menos, un centenar de ellas con sus respuestas.

Las preguntas están bien hechas, pero son las respuestas las que pueden ser vaporosas o dejar la cuestión en la indefinición. Su extensión es variable y puede ir desde las tres líneas hasta varias páginas.

El libro no es lineal, es decir no es un relato o una tesis, por lo que no es fácil de leer si no se está muy motivado. Por otra parte, aunque la autora se esfuerza por poner las respuestas al alcance de los lectores, también es algo profesional. Si cita al doctor Harlow, a Robin Dunbar o a Andrew Marshall, por poner tres ejemplos, para la autora esos nombres pueden tener sentido pero para el lector no. Si afirma que el cerebro consume el 20 por ciento del gasto total de energía de nuestro cuerpo, puede ser un dato interesante para un concurso, pero nada más.

El editor presenta el libro como un best seller, con un número enorme de ejemplares vendidos, sucesivas reimpresiones y traducido a catorce idiomas. Mi opinión es que no hará daño al lector, aunque ignoro si puede serle útil.