Vivir

—Los pájaros, los saltamontes, tú y yo formamos parte de la misma red. Esa red es la vida —dijo la campesina.

Quizás nuestro futuro dependa de comprender esto que una campesina me contó un día. De saber que somos agua y tierra y oxígeno y memoria e historias.

Quizás el futuro de la vida de muchas especies, incluida la nuestra, dependa de a qué verbos le dediquemos nuestro tiempo. Destruir o cooperar. Contaminar o cuidar. Acaparar o repartir. Disfrutar. Amar. Reír...

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
96
978-84-9743-915-2

Ilustraciones y diseño de Virginia Pedrero

Colección Nandibú

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Conjunto de relatos breves (a veces, microrrelatos) inspirados en verbos de acción. En total, son noventa y dos verbos que sirven para iniciar una anécdota, un breve diálogo, una historia cotidiana, un poema en prosa, un cuento, una leyenda...  El primero de estos verbos es “plantar” y el último “habitar”, y quizá entre ellos hay una línea argumentativa delicada porque sin las plantas, los árboles, la naturaleza no sería habitable el mundo en que vivimos.

En el libro hay muchos tipos de verbos desde el punto de vista semántico, pero quizá los más abundantes hacen referencia a la colaboración: cooperar, ayudar, redistribuir, repartir, dar, acompañar, compartir. Porque, como afirma la autora, María González Reyes, bióloga y activista de Ecologistas en Acción, si la vida se desarrolló por cooperación, son las sociedades y los grupos cohesionados e igualitarios los que tienen más posibilidades de sobrevivir. Quizá se trate de  no olvidar que para vivir necesitamos que nos cuiden y sentir que somos naturaleza (p. 7).

Pero además, hay otras historias que nacen de verbos muy importantes para crecer como personas, acciones esenciales como despertar, aprender, leer, pensar, imaginar, ilusionar, escapar. O bien verbos compuestos en los que queda muy clara su evidente  etimología como trans(formar) e in(formar). En definitiva, los jóvenes lectores encontrarán una serie de relatos que se pueden leer de forma independiente para pensar en cuestiones de actualidad como la necesidad de cuidar el planeta, la atención al medio natural, los problemas ambientales y sociales, la importancia de hablar y dialogar con calma. Además, los textos se completan con las ilustraciones de Virginia Pedrero, artista plástica y profesora de dibujo, y autora del diseño de este libro. Las imágenes, de trazos y líneas suaves con tonos delicados, refuerzan temas, personajes y acciones.